"Traición histórica": los demócratas van a la carga en el impeachment a Trump

Rafael Mathus Ruiz
·5  min de lectura

WASHINGTON.- El segundo juicio político a Donald Trump por el ataque al Congreso de principios de este año ya se puso en marcha con la presentación formal de los argumentos que los demócratas y los abogados de Trump llevarán al piso del Senado de Estados Unidos, donde se decidirá el futuro político del magnate.

Los demócratas acusaron a Trump de una "traición de proporciones históricas" y dijeron que carga con una "responsabilidad singular por esa tragedia" por haber desplegado una campaña contra la elección de la que salió derrotado ante el presidente, Joe Biden, que culminó en el histórico asalto el último 6 de enero al Capitolio en el que murieron cinco personas. Pero los abogados de Trump rechazaron las acusaciones, negaron que fuera responsable de la invasión trumpista y consideraron que el juicio es inconstitucional porque Trump ya dejó el poder -un argumento rechazado por expertos-, y su ofensiva contra la elección están resguardados por la garantía constitucional a la libertad de expresión.

Navalny seguirá preso: "Putin pasará a la historia como un envenenador"

En un documento de 80 páginas, los demócratas afirmaron que Trump "puso en peligro a nuestra República e infligió heridas profundas y duradera", atacó la democracia, violó su juramente constitucional, puso en peligro la vida "de cada uno de los miembros del Congreso" y la línea sucesoria presidencial, cortó el traspaso pacífico del poder y socavó la seguridad nacional del país al apuntar a sus seguidores "como un cañón cargado por la avenida Pensilvania" contra el Capitolio.

"La responsabilidad del presidente Trump por los eventos del 6 de enero es inequívoca", escribieron los nueve congresistas demócratas que harán de fiscales durante el juicio político. "El presidente Trump demostró sin dejar dudas que recurrirá a cualquier método para mantener o reafirmar su control del poder. Un presidente que ataca violentamente el proceso democrático no tiene derecho a participar en él", agregaron.

El escrito que presentaron los demócratas ofrece una crónica del ataque al Congreso -con citas a varios tuits del magnate-, desgrana los argumentos legales para acusar y condenar a Trump, y busca además desmantelar algunos de los motivos que han ofrecido los republicanos para defender al magnate, en un intento por conseguir el respaldo de los 17 senadores republicanos necesarios para condenarlo. Por ahora, los republicanos han dado sobradas muestras de que respaldarán a Trump, y solo un puñado se sumarían a los demócratas para culparlo.

Los demócratas recordaron la campaña que desplegó Trump para intentar revertir el resultado de la elección presidencial que llevó a Biden a la Casa Blanca. El documento indica que Trump y sus abogados y partidarios presentaron docenas de demandas en todo el país, y que ninguna prosperó. Trump además "trató de convencer a los funcionarios electorales estatales y federales y al personal encargado de hacer cumplir la ley para que intentaran revertir el resultado de las elecciones". Esos intentos también fracasaron, recordaron, y Trump "convocó a una turba a Washington, los exhortó a que se pusieran frenéticos y los apuntó como un cañón cargado por la avenida Pensilvania"

"El Senado debe dejar en claro para él y para todos los que le siguen que un presidente que provoque violencia armada contra el gobierno de los Estados Unidos en un esfuerzo por anular los resultados de una elección enfrentará juicio y sentencia", indica el documento al final.

"La ausencia de una condena envalentonaría a líderes futuros a intentar retener el poder por todos los medios, y sugeriría que no hay línea que un presidente no pueda cruzar", advirtieron los demócratas.

En otro documento de 14 páginas, los abogados de Trump rechazaron las acusaciones y los argumentos de los demócratas.

"Se niega que el 45° presidente de Estados Unidos haya cometido alguna vez una violación de su juramento. Por el contrario, en todo momento, Donald J. Trump cumplió plena y fielmente sus deberes como presidente de los Estados Unidos, y en todo momento actuó lo mejor que pudo para preservar, proteger y defender la Constitución de los Estados Unidos, sin comprometerse nunca en cualquier delito mayor o menor", escribieron los abogados del mandatario.

Los letrados del exmandatario también atacaron uno de los núcleos de la acusación de los demócratas: la frase del discurso de Trump en la que le dice a sus seguidores que tienen que "pelear como el demonio".

"Se niega que el presidente Trump haya incitado a la multitud a participar en un comportamiento destructivo. Se niega que la frase "si no luchan como el demonio ya no van a tener un país" tuvo algo que ver con la acción en el Capitolio ya que claramente se trataba de la necesidad de luchar por la seguridad electoral en general, como lo demuestra la grabación del discurso", indicaron los letrados de Trump.

Confinamiento total por un solo caso: la lección de Australia para un mundo pandémico

Los abogados de Trump también argumentaron que el caso presentado por los congresistas demócratas deja en claro que Trump "no disfruta de las protecciones de la libertad sobre las que se fundó esta gran nación, donde la libertad de expresión y, de hecho, la libertad de expresión política forman la columna vertebral de todas las libertades estadounidenses". Pero los demócratas rechazaron de manera anticipada ese argumento, al indicar que el discurso no está protegido cuando está "dirigido a incitar o producir una acción ilegal inminente y es probable que incite o produzca tal acción".