Tragedia en El Chaltén: quién era el escalador alemán que murió en una avalancha

·6  min de lectura
Robert Grasegger, el joven alemán que murió tras una avalancha en la Aguja del Fitz Roy
Instagram Robert Grasegger

A días del accidente que tuvo lugar en Santa Cruz a causa de una avalancha de nieve, se conocen más detalles de la víctima fatal, el escalador alemán Robert Grasegger, de 32 años. El hombre, quien murió el jueves pasado en un accidente cuando escalaba la vía Fonrouge en la Aguja Guillaumet por la cara oeste del cordón montañoso del cerro Fitz Roy, se encontraba en el país con dos amigos: Tomas Holler, que logró salir ileso, y la australiana Ana Truntshing, que sobrevivió y se encuentra aún hospitalizada en buena evolución.

Según se ve desde las redes sociales, el grupo había escalado varias veces en diferentes lugares del mundo.

La zona del Fitz Roy donde se encontraban es de una dificultad media, pero solo puede ser recorrida por escaladores con una gran experiencia. Además, el clima determina gran parte de su peligrosidad. Tras la avalancha de nieve y rocas que los sorprendió, tanto Grasegger como Truntshing cayeron desde una altura que aún no fue precisada.

Thomas, el tercer escalador, no fue arrastrado por la avalancha y pudo ir hasta Piedra del Fraile para pedir ayuda a la Comisión de Auxilio.

Antes de bajar, y según informó la semana pasada LA NACION, el joven los dejó juntos en un lugar seguro. Cuando horas después regresó acompañado por los rescatistas, en la noche del jueves, la pareja no estaba en ese punto: Anna fue encontrada 300 metros más abajo, lúcida pero muy mal herida, y Grasegger no pudo ser localizado hasta horas del mediodía del viernes.

Anna, tras recibir las primeras atenciones, fue derivada en ambulancia al Hospital SAMIC de Alta Complejidad de esa ciudad, a 230 kilómetros de El Chaltén. Esta semana pidieron su derivación para que sea sometida a una cirugía de columna por una de las lesiones a nivel cervical, informó el portal W Info.

La joven sufrió un hemoneumotorax bilateral, por lo cual se le colocó un tubo para expandir el pulmón. “Está consciente, al principio se comunicaba en italiano y en inglés, pero ahora se comunica en muy buen español. Está muy bien de ánimo y es muy colaboradora, se expresa muy bien con nosotros”, detalló el traumatólogo Osvaldo Cordano a ese medio local.

Perfil de un escalador avezado

Así como Thomas, Grasegger era guía de la Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña desde el 16 de noviembre del año pasado y también bombero. En su perfil en redes presentaba de ese modo: “un bombero, un carpintero y un escalador apasionado”.

El joven era maestro carpintero desde 2013, bombero profesional y paramédico en BF Munich desde 2017 y era parte del servicio de salvamento en montaña formado desde 2010, según se describió en una página sobre montañismo.

Robert allí contaba que nació en Grainau, un pequeño pueblo al pie del Zugspitze, la montaña más alta de Alemania, que marca la frontera con Austria, tiene 2.962 metros y pertenece a los Alpes Calizos del Norte y a los Montes de Mieming y del Wetterstein.

Anna y Robert en una de sus escaladas por el mundo
Instagram Anna Truntschnig


Anna y Robert en una de sus escaladas por el mundo (Instagram Anna Truntschnig/)

“Las montañas me hechizaron desde la más tierna infancia. Cuando tenía 15 años, finalmente quise unirme al servicio de rescate de montaña y comencé a escalar duro. A los 16 años había llegado el momento y pude empezar a formarme como socorrista de montaña. A lo largo de los años, la escalada y el alpinismo se hicieron cada vez más y a los 17 años descubrí mi gran pasión por la escalada en hielo, solo la escalada mixta puede superar eso”, relataba en esa página, años antes de convertirse en guía profesional.

“En el Geierkopf pudimos adquirir las habilidades necesarias para las grandes montañas practicando escalada mixta a una edad temprana. Pero el trabajo tampoco se acaba en casa. Aquí pude escalar la ruta mixta más dura en el área de Garmisch por primera vez el año pasado con Share the Passion FXM M12- en Hochalm. A través del boulder indoor, poco a poco fui conociendo a más personas que compartían mi pasión por el alpinismo. Las giras se hicieron cada vez más grandes, pero todavía no me he quedado sin objetivos hasta el día de hoy. Me encanta descubrir el mundo escalando: desde una ascensión con esquís al Elbrús pasando por Bolivia y la Patagonia hasta el Noroeste de El Cap, todo está ahí”, continuaba el joven.

Entre los destinos que logró como escalador, indicó numerosos bucles alpinos como “B. American Direct VIII; Petit Dru, Peuterey Integral 4500 m en Mont Blanc; Yosemite Valley; ascenso de esquí Elbrus; Mont Blanc, Aguille du Peigne; y otros. Además, contó que realizó escaladas en hielo y mixtas en los Alpes como: Magic Flute en Vallunga M9 WI 6, Rocky Gardens M7 Wi7-, Spitzborscht M8 Wi 6, y más.

Desde su cuenta de Instagram se pueden ver todas sus travesías alrededor del mundo. “Año nuevo, look nuevo, preparado para nuevas aventuras”, rezaba su último posteo. En uno anterior, adelantaba la travesía por la Patagonia que realizaría junto con Thomas, también guía de montaña y Anna, quien se define desde su perfil de Instagram como una aficionada de la escalada. En otra publicación, decía: “¡Nunca pierdas tu sonrisa!”.

En noviembre del año pasado, cuando obtuvo su título de guía de montaña, se mostró feliz por haber logrado su sueño. “No siempre fue fácil, pero disfruté mucho de este período, que pasé con una variedad de personas diferentes, que tienen una cosa en común: ¡compartir la misma pasión! Aprendiendo juntos, actuando juntos, congelándonos juntos, discutiendo juntos y sobre todo, riendo juntos... Estoy agradecido por la experiencia y al final me alegro de haberlo tomado con calma con el tiempo: hizo posible que me encontrara con un montón de chicos realmente geniales: ¡amistades que no me gustaría perderme! ¡Gracias a todos por el apoyo y los momentos positivos!”, había escrito.

Tras la tragedia, el cuerpo de Grasegger fue evacuado ayer por un grupo de 16 rescatistas tras un arduo operativo que demandó 20 horas por el difícil acceso a la zona donde se encontraba. Las tareas de evacuación se iniciaron el lunes a las 6 de la mañana y culminaron cerca de la medianoche, según confirmó la médica Carolina Codó.

Sus restos serán cremados en Río Gallegos y los gastos de la excursión que evacuó el cuerpo, así como los de la cremación, son solventados por una compañía de seguros y los familiares.

“Te extrañaremos mucho”, “Ya se nota tu ausencia, amigo, descansa en paz”, son algunos de los mensajes que se pueden ver en la red social de Grasegger.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.