Tiene tres trabajos, ahorró para comprarse la heladera y su historia emocionó a Eduardo Feinmann

·2  min de lectura
La historia del joven que con tres trabajos logró comprar su heladera
La historia del joven que con tres trabajos logró comprar su heladera

Con tan solo 18 años, Mariano Cantero se convirtió en un ejemplo de esfuerzo y dedicación. El joven compartió en su cuenta de Twitter una postal que originalmente iba dedicada a su grupo de amigos mostrando cómo se había comprado una heladera para su monoambiente. La noticia llegó a manos de Eduardo Feinmann, que lo entrevistó al aire en LN+ y se conmovió con su historia.

“Internet nacional y popular”: el pase de Eduardo Feinmann y Pablo Rossi con “problemas de conexión”

“Para mí es una cosa de locos después de tanto. Lo venía pensando desde que me mudé en marzo, lo tenía en mente, lo esencial que quería en mi casa. Quise presumir, entre comillas, la heladera que compré con mi esfuerzo, sin plata de mis padres”, contó el joven, emocionado e incrédulo por la dimensión que tomó su foto.

“Lo que garpa es el esfuerzo”, le indicó Feinmann. “Verte que sos un pibe que quiere ir para adelante y labura, que no le interesa vivir de un plan social”, agregó. Tras sus dichos, Cantero aprovechó para contar una anécdota del día que se vio en televisión por primera vez, tras la viralización de su historia.

“Estaba trabajando a eso de las 10 de la noche de repartidor. Había visto que tenía demasiados likes, mensajes felicitándome y cuando me mandaron una foto de que yo aparecía en la TV frené para mirar el celular y te juro que me quebré, no podía creerlo, me partió el corazón”, confesó.

Conforme fue avanzando la entrevista, el joven contó que él “quería empezar a ser responsable” y “sentir esa sensación de comprar las cosas para tu casa”. Pero aquello que más emocionó a Feinmann fue que Mariano tuviera tres trabajos. “El primero es con el que me mantengo y ahorro, de delivery en una rotisería; después trabajo en un comedor, ayudo dos veces por semana; y el tercero es una barbería, lo hago en mi tiempo libre cuando quiero una plata extra”, contó.

El camino no fue fácil y a medida que Mariano Cantero iba ahorrando, los precios subían y el sueño de la heladera quedaba más lejano. “Empecé a juntar peso por peso. Me fui amañando para conseguir más plata, pero no llegaba nunca”, reveló. Un chiste con sus amigos y la eterna falta de hielo en su casa lo motivaron aún más.

Maru Botana habló sobre su multa millonaria y Feinmann la cruzó: “Usted no puede decir que ignoraba la ley”

“Mis amigos me descansaban porque no tenía hielo. Esa foto que me sacó mi mamá cuando me la compré era para mi grupo de amigos para decirles que ahora iban a tener hielo”, contó entre risas. “Mi sueño es tener mi propia casa, sentir esa sensación de que todo me lo compré con mi esfuerzo, sin depender de nadie”, completó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.