Con su trabajo quiere retribuir todo lo que la lucha libre le ha dado

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 29 (EL UNIVERSAL).- Literatos a la Carta es el nombre que utiliza César Cruz García, escritor, poeta y amante de la lucha libre, que en las letras encontró una nueva oportunidad para superar las adicciones.

Sus pininos en los encordados los realizó con el inolvidable Gran Petroneo en la Arena Neza, quien lo bautizó con su nombre de batalla, pero no crean que se lo dio por su destreza en las técnicas luchísticas...

"¿Sabes qué, mijo? No sirves para luchador, tú ni siquiera eres un poeta, ni un escritor, eres un literato y los literatos no llevan a mucho", le dijo el profe dándole una dura enseñanza.

Sin embargo, poco a poco se fue superando a tal grado que su maestro le daría el nombre del Gran Petroneo Jr., pero las malas compañías y peores decisiones no le permitieron ser una estrella de la lucha libre.

Aunque su sueño de luchar en la Arena Naucalpan se vio frustrado, con el nacimiento de Literatos a la Carta echó a volar la imaginación.

Gracias a la confianza de Universo Editorial logró sacar su primer libro digital llamado "El Valor de una Máscara", ahí cuenta la historia de Manuel, un niño con leucemia aficionado a las luchas.

Hace 20 años escribió el "Luchóscopo" en la revista Box y Lucha y actualmente tiene 100 poemas para armar un libro.