Trabajando dentro de un hospital en Ucrania mientras no cesan las bombas alrededor

Esta fotogalería contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad.

Han pasado casi tres meses desde que Rusia inició su invasión de Ucrania. Un periodo de tiempo en el que la vida de los ucranianos ha cambiado totalmente. Un buen ejemplo de ello se produce en los hospitales, donde se acumulan las ambulancias, mientras que siguen sonando alrededor las bombas.

En Bakhmut, en plena región de Donetsk, un pequeño centro atiende a los heridos y se encarga de estabilizarles, antes de mandarles a hospitales más grandes. Su ubicación, junto a la primera línea del frente, hace muy necesaria su labor.

Es la rutina diaria en la que se encuentra Ucrania debido a una guerra que está arrasando el país y que ha convertido en normal unas situaciones que no pueden ser más extremas.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.