Trabajadores del oriente de Yucatán son los que menos salario percibe

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., diciembre 27 (EL UNIVERSAL).- Son los trabajadores y pobladores del oriente de Yucatán los que menos ingreso perciben con un salario de cuatro mil 900 pesos mensuales, siendo el municipio de Chikindzonot el que presentó el valor más bajo con mil 855 pesos, seguido de los municipios de Tahdziú y Tixméhuac de la región sur con 2 mil 133 y 2 mil 594 pesos mensuales respectivamente, de acuerdo con cifras del diputado local del PRI, Luis Borjas Romero.

Sostuvo también que el ingreso promedio de las familias yucatecas oscila en los 6 mil 369 pesos mensuales, donde la región noroeste concentra los mayores niveles de ingreso laboral por hogar en el estado con 10 mil 802 pesos mensuales en promedio.

Por lo que corresponde al indicador de pobreza en su análisis regional, sostuvo que muestra a la región del oriente de Yucatán con el porcentaje más alto de 69.2 por ciento de población en esta condición, mientras que la región noroeste presenta el porcentaje más bajo de pobreza con el 28.6 por ciento siendo la capital del Estado el municipio con menor representatividad con el 22.9 por ciento por lo que Mérida es el municipio menos pobre mientras que el mayor porcentaje de desigualdad se registra en Chikindzonot también del oriente de Yucatán.

Según el mismo legislador yucateco, las inversiones que llegan a Yucatán, en el 90 por ciento de los casos, se realizan principalmente en dos de las siete regiones que hay en el Estado, lo que genera "un claro proceso de polarización territorial".

"Esa situación se explica por la movilidad de mano de obra, particularmente importante que se presenta en la región", explicó.

Declaró también que la mayoría de las inversiones se siguen realizando 9 de cada 10 en las regiones noroeste y poniente y 1 sola de éstas en aquellas regiones con un alto índice de pobreza y desigualdad.

"La desigualdad social es una situación socioeconómica que se presenta cuando una comunidad, grupo social o colectivo recibe un trato desfavorable con respecto al resto de miembros del entorno al que pertenecen; es decir, se refiere a un desequilibrio o distribución desigual de algún recurso", ahondó.

Habló entre otras cosas que en el Plan Estatal se contempla el Desarrollo Regional, como uno de sus Ejes de actuación, sin embargo, a la fecha no se han visto suficientes acciones encaminadas para "hacer de Yucatán un estado conformado por espacios regionales prósperos, donde no existan diferencias territoriales relevantes.

El legislador yucateco consideró que es necesario revalorar las condiciones en que viven y se encuentran los municipios de Yucatán, sobre empleo, vivienda, desarrollo social, salud entre otros, concluyó.