Trabajadores marchan contra alto costo de la vida en El Salvador

Los veteranos de la guerra civil salvadoreña, miembros de los sindicatos de la policía, los guardias privados y los maestros públicos participan en una marcha para protestar contra las medidas económicas adoptadas por el gobierno, en San Salvador, el 31 de marzo de 2017 (AFP | Marvin Recinos)

Unos 3.000 trabajadores y miembros de organizaciones sociales marcharon este viernes por la capital de El Salvador para protestar por "el alto costo de la vida" y demandar al gobierno incrementos salariales y el pago de pensiones.

"Alto costo de la vida es sinónimo de miseria", "la clase trabajadora exige salarios justos", se leía en la pancartas que portaban los marchantes que partieron de una plaza en el sector oeste de San Salvador hasta calles cercanas a la Casa Presidencial en la misma zona.

Participaron los sindicatos de maestros, de la policía, organizaciones de excombatientes de la exguerrilla y del ejército.

"No es justo que al pueblo se le castigue subiendo el costo de la luz, el agua, los alimentos, y a la gente no le suben el salario y la obligan a trabajar más", dijo a periodistas Francisco Zelada, secretario general del sindicato de educadores.

Datos del Banco Central de Reserva indican que El Salvador acumuló una inflación de 1,02% en los dos primeros meses del año, mientras que en ese mismo lapso de 2016 la variación de precios fue de -0,22%.

El jueves, la diputada opositora Martha Evelin Batres, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), denunció que la empresa nacional de aguas ha incrementado la tarifa del servicio de agua potable.

Durante la marcha, excombatientes de la guerrilla y del ejército, ataviados con ropas militares verde olivo, exigieron al gobierno el pago de una pensión mensual de 500 dólares.

"Ya no queremos recibir mentiras por parte del gobierno, queremos nuestra pensión, muchos de nuestros compañeros están ya viejos, enfermos y quizá van a morir sin antes ver un cinco de una pensión que siempre se nos ha negado", reclamó Timoteo Palacios, líder de los excombatientes del ejército.

Tras llegar a calles cercanas a la Casa Presidencial, los marchantes gritaron consignas contra el gobierno.