Trabajadores del MACO piden ayuda urgente a gobernador Murat

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., abril 7 (EL UNIVERSAL).- A cuatro días de señalar "actos represivos" de parte de la mesa directiva, que impidió el sábado pasado el acceso a artistas y expositores, este miércoles trabajadores del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO), quienes no han recibido su salario desde hace casi un año, pidieron "ayuda urgente y decidida" de parte del gobernador Alejandro Murat, para rescatar este espacio que durante 29 años ha servido a la sociedad oaxaqueña.

A través de una carta enviada al gobernador, así como a artistas, gestores culturales y trabajadores de la cultura, los empleados del MACO advirtieron que ya no pueden sostener el espacio sólo con su "sacrificio" y denunciaron que no existe comunicación con la Asociación Civil Amigos del Maco, encargada de su administración. Acusaron que tampoco se han dado avances a los compromisos establecidos con los trabajadores, quienes desde abril de 2020 no han recibido su salario de forma completa ni regular.

Fue por ello que recurrieron al mandatario, pues durante en los último 10 años el recinto depende sólo de los donativos del Gobierno de Oaxaca, aunque el proyecto inicial era contar con apoyo de la sociedad civil. "Estamos conscientes que como trabajadores tomamos una gran responsabilidad, al procurar continuar con este proyecto museográfico, queriendo ser congruentes con la vocación de nuestros espacio de trabajo. Quizá hemos soñado con lograr su permanencia desde nuestro propio sacrificio", dice la misiva.

En el documento, sellado y firmado de recibido por la Coordinación de Atención Ciudadana y Vinculación Social del Gobierno de Oaxaca, se solicita específicamente al gobernador que reciba a un comité de trabajadores del MACO para que escuche sus demandas y llegar a acuerdo en conjunto a favor del museo.

Los trabajadores destacan que durante este tiempo, pese a no recibir un pago regular, han mantenido las actividades y exposiciones en el museo, "conscientes de la importancia nacional e internacional del MACO como espacio en el que se plantean distintos cuestionamientos desde el arte contemporáneo". Y aunque reconocen que la pandemia y la ruptura de la Asociación Amigos del MACO han contribuido a que se agrave la crisis, insistieron en la necesidad de su rescate y permanencia dado que se trata de un proyecto que ha dado “grandes beneficios a la comunidad oaxaqueña".