Trabajadores del MACO insisten en intento de desalojo

·5  min de lectura

OAXACA, Oax., enero 31 (EL UNIVERSAL).- Tras los señalamientos de la asociación "Amigos del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO)", en los que José Luis Bustamante y Mayela Audelo acusaron a la actual directiva de ser responsable de que no se hayan recibido los donativos para garantizar el funcionamiento del recinto y aseguraron que no se ha intentado sacar por la fuerza a las trabajadoras que permanecen atrincheradas en una oficina, empleados rechazaron tales versiones e insistieron en el intento de desalojo. Los trabajadores informaron que este sábado se entregó un pliego petitorio a la asociación civil, misma que el pasado viernes intentó desalojar a las trabajadoras que se mantienen en el museo, como una medida para evitar su cierre, aseguran.

Al respecto, Amigos del MACO, A.C. informó que no ha pretendido el cierre del museo o el desconocimiento de los legítimos derechos de sus trabajadores, los cuales incluyen tanto los salarios como las prestaciones de ley que les corresponden y a la fecha se les adeudan. "Tampoco ha intentado o intentará el desalojo de los trabajadores de sus instalaciones utilizando la fuerza pública ni ningún otro medio de coerción", asegura el documento difundido la mañana de este domingo.

La misiva, firmada por José Luis Bustamante del Valle y Mayela Audelo Holm, en representación de Amigos del Maco detalla que "la razón por la cual no se ha recibido todavía el apoyo que el gobierno de Oaxaca provee al museo desde su fundación hace 29 años a través de su Secretaría de las Culturas, obedece principalmente a omisiones e incumplimientos imputables a la actual dirección de MACO en cuanto a la entrega en tiempo y forma de los informes financieros y la documentación contable que exige la ley". En el centro de la disputa entre los trabajadores y la Asociación Amigos del MACO está la negativa de la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca (Seculta) para recibir las comprobaciones de un millón 600 mil pesos ejercidos en 2019 en el museo, lo que motivó la suspensión del donativo que recibe anualmente el espacio de esta dependencia.

Mientras la Amigos del MACO culpa a la actual directiva de dicho retraso, en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) se inició el cuaderno de antecedentes (DDHPO/CA/0494/(01)/OAX/2020) ante la queja de los trabajadores de que Seculta se niega a recibir tales comprobaciones. Según Amigos del MACO, ya se está trabajando en coordinación con la Secretaría de las Culturas y Artes para obtener a la brevedad posible los recursos económicos necesarios que permitan saldar los adeudos económicos del museo con todos sus trabajadores y a la vez contar con una suficiente capacidad de operación.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Laura Cravioto, coordinadora de Servicios Educativos del museo y una de las trabajadoras que se mantiene resguardando el espacio cultural desde el pasado jueves, junto con la directora Cecilia Mingüer Vargas, informa que el pliego petitorio reitera la petición de una mesa de diálogo, misma que se ha solicitado en cinco ocasiones, en las que se ha pedido que se paguen los salarios pendientes a los empleados. "Todas las cosas que dicen en su carta, son falsas. Incluso culpan a la directora de cosas que tiene que ver con la administración, cuando esas no son las funciones de la directora, la administración del museo la tiene que hacer la asociación... y son ellos quienes tienen que conseguir los fondos a través de donaciones o por otras vías", reitera.

La funcionara del museo señaló que tanto la asociación Amigos del MACO como la Secretaría de la Cultura y las Artes (Seculta) del gobierno de Oaxaca encabezaron el intento de desalojo del museo el pasado jueves. A pesar de que la dependencia estatal afirmó que están a la espera de la resolución del conflicto y que no ha intervenido, de acuerdo con el oficio SCAO/UA/097/01/2021 la Unidad Administrativa de la Seculta pidió a Javier Jonatan Galván, Mortero, director general de la Policía Auxiliar, Bancaria, Industrial y Comercial (PABIC) que sólo personal de la asociación pueda retirar algún documento y permitir la entrada y la salida del personal.

Por estos hechos, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), emitió medidas cautelares a la Secretaría de Seguridad Pública (SSPO) para que eviten causar actos de molestía, luego de que ekl viernes asistió personal al museo y se levantó la queja DDHPO/0135/(01)OAX/2021. Al respecto, las trabajadoras que permanecen en el interior aseguran que el museo no está tomado, sino que continúan resguardadas para evitar su cierre. "Lo que queremos es seguir trabajando, que todo esté limpio y listo para el público. Nosotras sentimos ese miedo de que al salirnos, lo vayan a cerrar y nos desconozcan como trabajadores", apunta

Aseguraron que el temor del cierre del museo se agudizó el pasado viernes, cuando representantes de la asociación y de la Seculta llegaron al museo a solicitarles la entrega del mismo. Actualmente, los 19 trabajadores del museo continúan a la espera del pago de sus salarios pendientes, pero aseguran que José Luis Bustamante, uno de los representantes de Amigos del MACO, señala que no es responsabilidad de ellos pagarles, por lo que consideran que la actitud de la asociación es negativa hacia el personal, que ha encabezado eventos para recaudar fondos.

Por el momento, la directora y la coordinadora de Servicios Educativos del MACO, continuarán resguardándolo y siguiendo las instrucciones de sus asesoras legales, quienes respaldan la decisión de ambas de permanecer en el recinto, en representación de la plantilla laboral del museo. Los empleados del museo han recibido el apoyo, a través de las redes sociales, de integrantes de la comunidad artística a nivel local, nacional e internacional. "Ellos saben que el museo nunca ha dejado de trabajar, que hemos estado pendientes y activos en el espacio que inició el maestro Francisco Toledo en 1992, han sido 29 años de mucho trabajo", finaliza.