Trabajadores de la Fonoteca dicen que sí les informaron de recorte

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 29 (EL UNIVERSAL).- En una carta fechada hoy martes, el Colectivo de trabajadores Capítulo 3000 de la Fonoteca Nacional de México demandan a las autoridades competentes "la urgente aclaración" de la situación laboral de alrededor de 100 trabajadores contratados mediante Capítulo 3000; y solicitan que se mantengan sus empleos. Los trabajadores reiteran que el pasado 23 de diciembre fueron informados, a través de distintas reuniones virtuales, "de la DISMINUCIÓN en un 80% DEL PRESUPUESTO DESIGNADO PARA LA FONOTECA NACIONAL". E insisten en que dicha información fue comunicada por los diferentes directores de área.

"Algunos de ellos expresaron la imposibilidad de recontratar a la mayoría de los trabajadores especializados, que se estima es de cerca de 100, en las distintas tareas que desempeña nuestra institución; mientras que en otras áreas, los respectivos directores comunicaron esta situación de manera imprecisa, dejando en la incertidumbre la continuidad del desempeño de nuestras funciones nodales en la preservación y difusión de la memoria sonora nacional".

A través de una carta dirigida a la opinión pública, los Capítulo 3000 de la Fonoteca Nacional hacen pública su preocupación por la afectación a sus derechos laborales con la cancelación de sus contratos, y por ser una decisión que afectará la preservación del acervo que resguarda la institución. "De manera manifiesta exponemos que La Fonoteca Nacional, desde 2008 y hasta la fecha, ha construido y consolidado un equipo de especialistas del más alto nivel que se ha encargado de preservar entre sus acervos siete proyectos insertados en el Programa Memoria del Mundo de la UNESCO".

Dicen que entre los que destacan las grabaciones originales de la música compuesta para el cine mexicano entre 1958 y 1975, la Colección Thomas Stanford; la serie radiofónica de Radio UNAM Foro de la Mujer; y las grabaciones de campo de Henrietta Yurchenco, Raúl Hellmer y documentos sonoros de Baruj "Beno" Lieberman, Enrique Ramírez de Arellano y Eduardo Llerenas, que contienen un registro importante tanto de la memoria sonora y musical de los pueblos originarios de México como de la música tradicional de las diferentes regiones de nuestro país. "Estos documentos sonoros demandan condiciones materiales de cuidado constante, imposibles de ser interrumpidas para evitar su daño o pérdida irreversible o irreparable. La afectación definitiva de nuestros empleos y el cambio en las responsabilidades y los salarios de nuestros colegas, que han sido puestos en duda en los últimos días y sin previo aviso de manera ambigua y poco clara, pone en riesgo tanto la conservación del acervo como la estabilidad económica de nuestras familias", señalan.

"Además de llamar a la solidaridad y apoyo de otros trabajadores de la cultura, artistas e intelectuales de este país, afirman que la Fonoteca Nacional resguarda en sus bóvedas la memoria histórica del país, y de parte de Iberoamérica, en más de 492 mil 300 soportes físicos. Agregan que su inventario supera los 540 mil documentos sonoros que se constituyen en 239 fondos y colecciones, que incluyen documentos únicos, que no existen en ningún otro lado, del INBAL, Radio Educación, Canal 22, Radio UNAM, XEW. Así como de particulares e intelectuales como Carlos Monsiváis, Ricardo Montejano, Armando Pous, Carlos Pellicer, Álvaro Gálvez y Fuentes “El Bachiller”, Óscar Chavez, Eugenia León, Ediciones Pentagrama, Eugenio Toussaint; de compositores de música de concierto y popular como Carlos Chávez, Eduardo Mata, Álvaro Carrillo y muchos otros músicos, coleccionistas, instituciones, radiodifusoras, y voces intelectuales, pilares de la memoria sonora en México y el mundo.