Tráfico, asesinatos, secuestros… Las acusaciones de Estados Unidos contra Caro Quintero desde 1980

·5  min de lectura
Tráfico de drogas, asesinatos, secuestros… Las acusaciones del gobierno de EU contra Caro Quintero desde 1980 (animal_pol_tico_619)

Además del asesinato en 1985 del agente de la DEA Enrique ‘Kiki’ Camarena, el gobierno de Estados Unidos acusa al capo mexicano Rafael Caro Quintero de haber cometido 10 delitos entre 1980 y 2018, relacionados con el tráfico de drogas. Por ello, desde 2013 emitió una recompensa de hasta 20 millones de dólares por información que condujera a su arresto.

Hasta su recaptura ayer viernes en Sinaloa por elementos de la Marina, era uno de los capos más buscados por la DEA y por México, luego de que estuviera prófugo desde 2013.

De acuerdo con documentos judiciales de Estados Unidos a los que este medio tuvo acceso, el fiscal Richard Donoghue, con sede en Nueva York, acusa a Caro Quintero —alias “RCQ”, “César”, “Don Rafa”, “El Señor”, “El Canoso” o “El Viejo”— de haber distribuido a EU miles de kilos de mariguana, cocaína y metanfetaminas, entre otras sustancias ilegales. Además, lo acusa de posesión ilegal de armas como parte de una organización dedicada al tráfico de drogas.

En esta misma acusación, el gobierno estadounidense también imputa al sobrino de Caro Quintero, supuesto miembro de una facción del Cártel de Sinaloa, Ismael Quintero Arellanes, ‘el Mayel’ o ‘el Fierro’, de conspirar para fabricar y distribuir drogas ilegales.

‘El Mayel’ fue detenido en enero de 2020 en Culiacán, Sinaloa, y era considerado como un jefe de apoyo logístico del cártel.

En los detalles de la acusación, se precisa que el gobierno estadounidense acusa a los presuntos narcotraficantes mexicanos de haber fabricado y distribuido al menos 5 mil 900 kilos de mariguana en EU, 4 mil 500 kilos de cocaína y 22 kilos de metanfetaminas.

“Caro Quintero opera una vasta red responsable de la manufactura e importación de narcóticos, especialmente múltiples cantidades de heroína, metanfetamina y mariguana desde México a Estados Unidos y otras partes”, apunta el documento.

“Además, el cártel de Caro Quintero también es responsable del trasiego de múltiples cantidades de cocaína desde Suramérica y Centroamérica y México a Estados Unidos. La gran mayoría de la droga traficada por el cártel era importada a Estados Unidos, donde se consumían las drogas. El cártel de Caro Quintero usaba la corrupción como su método para conseguir sus objetivos”, añade el documento del Departamento de Justicia.

Violencia y lavado de dinero

La justicia de EU señala que las operaciones del cártel de Caro Quintero generaron “millones de dólares” de ganancias al capo.

“Habitualmente, el dinero de la venta de drogas era transportado físicamente desde Estados Unidos a México a través de medios clandestinos”, apunta.

En cuanto a la estructura del cártel de Caro Quintero, la justicia estadounidense refiere que el capo mexicano era el que tenía “la última decisión” en la organización criminal respecto del tráfico de drogas “y las actividades relacionadas con el lavado de dinero”, así como sobre las actividades relacionadas con corrupción.

Luego, en la estructura están “jefes de seguridad, que protegen el liderato de Caro Quintero en el cártel”, “los jefes de plaza, que controlan ciertos territorios para la organización”, los “transportadores”, como patrones de embarcaciones marítimas, pilotos de aviación y camioneros, “que transportaban las drogas desde Colombia a México y de ahí a Estados Unidos”, y los “lavadores de dinero” que blanqueaban las ganancias de las ventas de droga en EU.

En cuanto a los sicarios del cártel, el Departamento de Justicia estadounidense señala que estos llevaron a cabo “numerosos actos de violencia, incluyendo asesinatos, asaltos, secuestros y actos de tortura”.

“Los líderes del cártel son quienes, directamente, ordenaban estos actos de violencia para promocionar el prestigio, reputación y la posición del cártel respecto a sus rivales criminales, así como para preservar el poder y el territorio del cártel de Caro Quintero”.

La recaptura del capo

Caro Quintero, el narcotraficante sinaloense de 69 años al que se le llegó a apodar en la década de los 80 como ‘narco de narcos’ y uno de los criminales que dieron origen a los grandes cárteles de la droga en México, fue reaprehendido por la Marina este viernes, en Sinaloa. La recaptura se produce tan solo unos días después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se reuniera en Washington, DC, con su homólogo estadounidense, Joe Biden.

Nacido en La Noria, Sinaloa, era el fugitivo más buscado por la DEA, luego de que en 2013 un tribunal federal en Jalisco le concedió un polémico amparo en el caso del asesinato del agente estadounidense Enrique Camarena, argumentando que la víctima no ostentaba ningún cargo diplomático, por lo que ordenó la inmediata libertad del capo.

Año y medio después, las autoridades mexicanas volvieron a ordenar la detención de quien fuera fundador del Cártel de Guadalajara, junto a Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, ‘Don Neto’. Sin embargo, era demasiado tarde: Caro Quintero ya se encontraba en un punto desconocido.

Tras casi una década de su polémica liberación, este viernes fue recapturado y las autoridades de EU anunciaron que buscarán su “inmediata extradición”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Max, el perro que encontró a Caro Quintero para su detención

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.