Toyota invertirá 1.300 millones de dólares en Kentucky

Por BRUCE SCHREINER y TOM KRISHER
Vince Tharpe instala toldos en vehículos Camry en la fábrica de Toyota Motor en Georgetown, Kentucky, el 18 de febrero de 2010. Toyota anunció el lunes 10 de abril de 2017 una inversión de 1.300 millones de dólares para reequipar su planta en Kentucky, donde se producen prácticamente una cuarta parte de los vehículos de la marca en Norteamérica. (AP Foto/Ed Reinke, Archivo)

LOUISVILLE, Kentucky, EE.UU. (AP) — Toyota anunció el lunes una inversión de 1.300 millones de dólares para reequipar su fábrica en Georgetown, Kentucky, donde la automotriz japonesa construye los sedanes Camry.

En un párrafo agregado al comunicado de prensa de Toyota —a petición de la Casa Blanca el domingo en la noche_, el presidente Donald Trump elogió la inversión y dijo que es "una evidencia más de que las fábricas ahora confían en que el clima económico ha mejorado grandemente durante mi gobierno".

Sin embargo, la inversión de Toyota se ha trabajado durante años mientras la empresa se prepara para renovar el Camry, durante mucho tiempo el sedán más vendido en Estados Unidos.

Aunque no se crearán empleos nuevos, la empresa dijo que la modernización representa la mayor inversión hecha en una de sus plantas en Estados Unidos. El plan también ayudará a sostener los 8.200 empleos en la fábrica más grande de Toyota, donde se producen prácticamente una cuarta parte de los vehículos de la marca en Norteamérica, de acuerdo con la firma automotriz.

"Este importante remodelación permitirá a la planta mantenerse flexible y competitiva, cimentando aún más nuestra presencia en Kentucky", dijo Wil James, presidente de la planta, donde también se ensamblan el Avalon y el Lexus ES 350.

Las mejoras son parte de los planes de Toyota para invertir 10.000 millones de dólares en Estados Unidos en los siguientes cinco años, dijo el director general de Toyota Motor North America, Jim Lentz, en un comunicado de prensa.

Toyota ha dicho que los nuevos rasgos del Camry se diseñaron hace cuatro o cinco años y que la modernización de la fábrica es necesaria para el nuevo vehículo que saldrá a la venta a finales del verano. El modelo 2018 tendrá otro diseño e interiores, además de otro motor.

El gobernador de Kentucky, Matt Bevin, dijo que la inversión de Toyota es "una prueba más de su compromiso para producir vehículos hechos en Estados Unidos".

___

Krisher reportó desde Detroit