'Toto' Salvio y el gesto de su novia Sol Rinaldi que indignó a la afición de Pumas: "¡Váyanse!"

Toto Salvio y su novia Sol Rinaldi. (Captura/TikTok @yioorch)
Toto Salvio y su novia Sol Rinaldi. (Captura/TikTok @yioorch)

Eduardo Toto Salvio brindó un reseñable partido con Pumas en el encuentro que enfrentó a los auriazules contra el León en la jornada dos del futbol mexicano. El extremo argentino se ha afianzado en el once inicial de Universidad y la afición de su equipo no ha escatimado en agradecimientos hacia él por su rendimiento. Pero la victoria del domingo dejó un episodio que resultó agridulce para los aficionados Pumas y que está dando mucho de qué hablar en redes sociales.

Tras la victoria sobre el León, Salvio partió rumbo a su carro particular para viajar a su casa. En unas imágenes difundidas por la cuenta de TikTok @yioorch, se ve como el Toto sale junto a su novia Sol Rinaldi y con una maleta en las manos. Los aficionados se percataron de su presencia y de inmediato lo rodearon para pedirle una fotografía.

Al verse inmersos en el tumulto de gente, Rinaldi exigió a los aficionados que se apartaran. "¿Pueden salir, fuera de joda? (irse) Me duele la cabeza. ¡Gracias!", se le escucha decir a la argentina. Los aficionados no hicieron caso y continuaron sus peticiones de fotos a Salvio, que accedió a retratarse con todos los aficionados que tuvieron tiempo de tomar la fotografía antes de que subiera a su auto. Desde el principio el tono de Sol Rinaldi fue fuerte, pero llegó a un nivel más explícito segundos después, cuando dijo: "¡Váyanse, ándate!", continuó Rinaldi.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Al final del clip, se puede que la pareja intenta entrar de a poco en el carro para marcharse. En redes sociales la situación provocó muchos comentarios críticos hacia Rinaldi, pues le fue cuestionada su actitud. Aunque también se presentaron comentarios xenófobos, en los que se hace alusión a que gracias al sueldo que Pumas le paga a Salvio ambos pueden tener un excelente nivel de vida.

Siempre será especial hablar de la relación entre aficionados y jugadores, porque desde tiempos inmemorables ha estado claro que al aparecer en público los futbolistas se exponen a que la gente los aborde y les pide una foto, un saludo, una firma, o todo junto. En este caso, Salvio reaccionó de manera neutral, pues accedió a tomarse las fotos pese a lo tenso del momento que se vivía, quizá también porque era consciente de que lo estaban grabando y de que su actitud trascendería hiciera lo que hiciera.

Salvio durante el partido entre Pumas y León, este domingo en Ciudad Universitaria. (Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
Salvio durante el partido entre Pumas y León, este domingo en Ciudad Universitaria. (Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

Pero también es un hecho que muchas veces los aficionados sobrepasan ciertos límites. Al final, todo se resume a las formas. Tal vez si Rinaldi le hubiera pedido a la afición, en otro tono y con otras palabras, que los dejaran subir al auto pues se sentía mal y quería marcharse, ellos habrían entendido y si no lo hubieran hecho y de todos modos hubieran seguido insistiendo, entonces quienes habrían salido mal parados serían ellos, por no respetar una petición amable.

El 2023 comenzó justamente con el debate de Bad Bunny y el celular de una fan que decidió lanzar al mar. Aunque muchos seguidores del cantante, guiados por su incondicionalidad, defendieron el gesto argumentando que estaban invadiendo su espacio personal, queda claro que nada justifica una reacción de ese tipo. Nunca se llegará a un consenso de cómo deben aproximarse los fans a sus ídolos, pero puede haber pistas en la forma en la que se dicen las cosas. En este caso, la actitud de Rinaldi ha sido criticada por el modo en el que dijo las cosas, pues de manera directa la dijo a los aficionados que se fueran. Hasta el momento, ni Salvio ni Rinaldi han hecho comentarios sobre lo sucedido.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Edomex: Activistas se cuelan a antirrábico clandestino y encuentran escena de terror