“Totalmente en rojo”: por qué Paraguay tiene una de las mayores tasas de muertes por Covid del mundo en el último mes

·6  min de lectura
Entierro en Limpio, Paraguay, un país al tope mundial de muertes por Covid-19
Jorge Saenz

“Paraguay está totalmente en rojo”, reconoció el director de Vigilancia del Ministerio de Salud, Guillermo Sequera. “Somos el país con más cantidad de muertos por millón de habitantes del planeta en estos momentos”, agregó, poco antes de que Namibia sobrepasara el país sudamericano en el promedio de los últimos siete días, según el registro del sitio Our World in Data.

Sandra Cristina Meza, de 49 años, sufrió en carne propia todas las causas por las que Paraguay encabezó durante casi un mes ese ránking mundial de tasa de muertes por coronavirus, que ahora está en 13,6 decesos por millón de habitantes (Namibia tiene 16,7): problemas en la vacunación, falta de insumos, errores de diagnóstico médico, y un sistema de salud colapsado.

Dudas: los cinco interrogantes sobre el supuesto envío de armas de la Argentina a Bolivia en 2019

Su hija Evelin Benegas no termina de comprender como una persona joven puede contagiarse y morir en apenas diez días.

Sandra Cristina Meza, junto a su hija Evelin Benegas
Sandra Cristina Meza, junto a su hija Evelin Benegas


Sandra Cristina Meza, junto a su hija Evelin Benegas

“Sigo pensando si podría haber hecho algo diferente para evitar el fallecimiento de mi mamá hace poco más de un mes”, reflexionó Evelin, de 29 años, que vivía con su madre en San Lorenzo, 12 kilómetros al sur de Asunción. Pero en todo el relato de la joven a la nación no hay diferencias respecto de lo que hubiera hecho cualquier persona responsable por el cuidado de la salud de su familia.

“Mamá era asmática, pero llevaba una vida absolutamente normal con medicación y controles. Cuando empezó con síntomas de Covid, tos seca, dolor de espalda, algo de fiebre y somnolencia, diez días antes de su muerte, inmediatamente la llevamos a hacerle hisopado en un puesto ambulante y le dieron el diagnóstico positivo”, recordó Evelin.

Aquí surge el primer dato relevante sobre la crisis. Paraguay es uno de los países con más bajo número de testeos en la región. Según la proporción, hay una prueba de Covid-19 cada cinco habitantes, frente a países como Chile o Uruguay, donde el número es casi igual al de la población, o incluso la Argentina, donde el equivalente es de una prueba por cada tres habitantes, según datos de Our World in Data.

Derrumbe en Miami: identificaron a una joven hija de argentinos y ya son 86 los muertos

Para la oposición política, la baja cantidad de testeos es una estrategia deliberada del gobierno.

“Siempre se supo que el índice real de contagios era cinco veces superior a lo que indicaban los testeos. Por eso el gobierno no masificó los testeos, para evitar alarmar a la población”, señaló a LA NACION Juan Galeano Grassi, candidato a intendente de Asunción y uno de los líderes de las protestas contra el gobierno de Mario Abdo Benítez por la gestión de la pandemia. “El número real de contagios comenzó a reflejarse en la situación de los hospitales colapsados”, agregó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Desde hace más de un mes las 750 camas de terapia intensiva de que dispone el país (que tiene poco más de siete millones de habitantes) no alcanzan para cubrir la demanda y la lista de espera supera ampliamente el centenar. Los hospitales se concentran entonces solamente en los casos graves y terminales.

Así lo comprobó Evelin Benegas cuando intentó en vano internar a su madre luego de que le confirmaron el diagnóstico de Covid.

“Cuando llegamos al hospital de Calle’i, el más grande de la zona, mi mamá ya era Covid positivo y tenía un ataque de asma. La auscultaron, pero no le hicieron ni una placa ni ningún examen. La mandaron a casa con paracetamol y la medicación de asma que tomaba de toda la vida”, señaló Evelin Benegas.

Al día siguiente la joven decidió asumir directamente los controles de su mamá para lo cual compró un oxímetro. Cuando vio que su madre solo llegaba al 88% -los valores normales son entre 95% y 100%- la llevó al Hospital Nacional Itaugua, que es de referencia para el Covid. Pero la experiencia fue nuevamente decepcionante. La enviaron de regreso a su casa sin realizarle ningún análisis. “Puede hacerle por su cuenta todos los estudios que quiera, acá nosotros solo realizamos exámenes para los pacientes internados. No tenemos otra posibilidad”, se excusó la médica que la atendió.

Al día siguiente, como el estado de la mujer siguió empeorando, finalmente logró que la internen en el Hospital Regional de Guarambaré.

El problema pasó a ser entonces otra de las grandes falencias de Paraguay, la falta de insumos en los hospitales públicos y privados. “Al segundo día de internación se acabó el oxígeno en todo el hospital. Durante 15 minutos mi mamá estuvo sin oxígeno hasta que consiguieron un tubo que le sacaron a otra paciente. Pero a partir de ahí empezó una falla multiorgánica que derivó en su muerte”, recordó Evelin.

El presidente de la Sociedad Paraguay de Neumología, José Luis Fusillo, señaló que el paso de 800 a casi 3500 contagios por día en pocos meses saturó la capacidad de los hospitales,evidenciado en la falta de insumos, y desató una masiva protesta de médicos en las calles de Asunción en marzo pasado.

Protestas de médicos por la falta de insumos
Jorge Saenz


Protestas de médicos por la falta de insumos (Jorge Saenz/)

Los proveedores locales de oxígeno no dieron abasto y fue necesario importar desde la Argentina y Brasil. Pero pasaron varios días hasta que se normalizó el suministro de oxígeno”, señaló Fusillo a la nación.

El experto destacó como otra de las falencias en la gestión de la pandemia la campaña de vacunación de Paraguay, la más lenta de la región, con apenas un 9% de población vacunada con al menos una dosis. “Nuestro principal reclamo al gobierno en este momento es acelerar la campaña de vacunación”, dijo Fusillo.

La campaña de vacunación avanza lentamente en Paraguay
La campaña de vacunación avanza lentamente en Paraguay


La campaña de vacunación avanza lentamente en Paraguay

De hecho, la mamá de Evelin Benegas, una persona asmática de 49 años, no llegó a entrar en la campaña de vacunación, que hasta ese momento era solo para mayores de 50 años.

Las cifras oficiales de los últimos días muestran cierta tendencia a la mejoría en Paraguay, aunque sigue en los primeros puestos mundiales en la tasa de muertes por millón de habitantes de los últimos siete días.

Para Grassi resultó “fatal” el desaprovechamiento de recursos y de tiempo por parte del gobierno.

“Paraguay obtuvo en marzo del año pasado, al comienzo de la pandemia, un préstamo de 1600 millones de dólares de organismos internacionales para gestionar la cuestión sanitaria. Pero ese dinero se desperdició en licitaciones totalmente amañadas que evidentemente no sirvieron para prepararnos para lo que vino después”, afirmó el candidato a intendente de Asunción.

Evelin concluye: “Mi mamá murió víctima de este sistema colapsado. Espero que el gobierno pueda tomar conciencia y haga cambios”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.