“Me torturan”: el encarcelado opositor ruso Navalny anunció una huelga de hambre

·3  min de lectura
Esta foto proporcionada por el tribunal de distrito de Babushkinsky el 5 de febrero de 2021 muestra al líder de la oposición rusa Alexei Navalny mirando desde el interior de una celda de vidrio durante una audiencia judicial en Moscú
Esta foto proporcionada por el tribunal de distrito de Babushkinsky el 5 de febrero de 2021 muestra al líder de la oposición rusa Alexei Navalny mirando desde el interior de una celda de vidrio durante una audiencia judicial en Moscú

MOSCÚ.- El opositor ruso Alexei Navalny, que fue envenenado y enfrenta ahora severas condiciones en prisión, anunció una huelga de hambre hasta que lo atienda un médico, según publicó en sus redes sociales.

“¿Por qué los presos hacen huelga de hambre? Esta pregunta solo preocupa a quienes no fueron prisioneros. Todo parece complicado desde fuera. Pero desde adentro, todo es simple: pero no tienes otros métodos de lucha”, escribió Navalny en su cuenta de Instagram, en un posteo en el que contó que tiene la Biblia porque es el “único libro” que pudo conseguir en tres semanas.

“Tengo derecho a llamar a un médico y obtener medicamentos. No me dan ni lo uno ni lo otro. El dolor de espalda se ha trasladado a la pierna. Partes de la pierna derecha y ahora la izquierda han perdido sensibilidad. Bromas aparte, esto ya es molesto. Y en lugar de asistencia médica, me torturan con privación del sueño (me despiertan ocho veces por noche). También persuaden a los convictos activistas (también conocidos como “cabras”) para que intimiden a los presos comunes para que no limpien alrededor de mi cama. Simplemente dicen: ‘Lo siento, pero tenemos un miedo estúpido. Esta es la región Vladimir. La vida de un preso vale menos que un paquete de cigarrillos’”, añadió.

Bueno, ¿esto es lo que hay que hacer? Inicié una huelga de hambre exigiendo que se obedezca la ley y que se permita que me visite un médico. Así que estoy tendido con hambre, pero hasta ahora con dos piernas”, cerró.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Navalny publica frecuentemente desde su lugar de encarcelamiento mensajes en las redes sociales, y sus abogados se niegan a decir cómo hace, puesto que no tiene acceso a Internet.

El lunes había dicho que recibió varias advertencias desde su encarcelamiento, lo que significaría una posible internación en un calabozo disciplinario. En un mensaje publicado en su cuenta en la red Instagram, señala haber recibido “seis advertencias en dos semanas” en la prisión de Pokrov, ubicada a unos 100 kilómetros de Moscú, donde cumple una condena de dos años y medio de detención.

La cárcel rusa en la que se encuentra Navalny
DIMITAR DILKOFF


La cárcel rusa en la que se encuentra Navalny (DIMITAR DILKOFF/)

“En las prisiones rusas, hay dos principales formas de sanciones: la advertencia y el internamiento en un calabozo disciplinario. Y con solamente dos advertencias pueden enviarte allí. Y esto no es nada cómodo: las condiciones de detención allí son cercanas a la tortura”, escribió el opositor.

En ese mensaje, explica que ha sido objeto de “veinte advertencias disciplinarias”, sobre todo por haberse “levantado de la cama 10 minutos” más temprano de lo habitual, o también por “negarse a realizar” los ejercicios físicos matutinos obligatorios. Víctima de un envenenamiento con un agente neurotóxico en agosto del año pasado, Navalny culpa de esto al Kremlin, que rechaza cualquier implicación.

El caso Navalny

Activista anticorrupción y crítico feroz del presidente Vladimir Putin, fue detenido en enero pasado, cuando regresó a Rusia procedente de Alemania, donde se recuperaba del envenenamiento.

En febrero, fue condenado a dos años y medio de prisión por un caso de fraude que data de 2014 y que, tanto él, como las oenegés y muchas capitales occidentales afirman que es una manipulación política.

La semana pasada, sus allegados manifestaron temor por su salud durante la detención, y el opositor se ha quejado de fuertes dolores en la espalda y en la pierna derecha. La administración, por su parte, considera que se encuentra en un estado “satisfactorio”.

Agencias AFP y ANSA