Tortillas tricolor sufren estragos de la pandemia; caen las ventas

·1  min de lectura

TOLUCA, Méx., septiembre 14 (EL UNIVERSAL).- La esperanza es lo último que se pierde, coincidieron Joaquín Estrada Jaimes y María Dolores González, una pareja que desde hace 25 años elabora las tortillas tricolor, hechas con nopal, amaranto y betabel con una base de nixtamal. Si bien las ventas no son las mejores, pues desde el año pasado reflejaron una baja considerable, este 15 y 16 de septiembre continuarán ofertando su producto, que calificaron como "innovador y nutritivo".

Instalados en un pequeño local de la Colonia Sector Popular o Sánchez, en la capital Mexiquense, este matrimonio inició con una industria de tortillas mejoradas, para poder alimentar a su hijo, con una combinación de frutas, vegetales y legumbres con el maíz.

Son 200 tipos distintos de sabores, entre los que se encuentran: base de nopal con chía, nopal solo, linaza, guayaba, fresa, limón, amaranto, avena, ajo, cebolla, cilantro, epazote, canela, alga espirulina, epazote, trigo, nuez, entre otros.

El señor Joaquín aseguró que son ideales para combinar con comida típica mexicana que se prepara estas fechas, como el pozole, la pancita o hacer sopes, pues esta fórmula fue certificada por diversas autoridades en materia de Salud y Nutrición.

Dijo que desarrollaron un proceso que no han patentado, pero que les permite mezclar betabel, jamaica, amaranto, espinaca, cilantro u otros sabores con el nixtamal, sin necesidad de productos químicos.

"Hay algunas de limón, con el centro de guayaba o amaranto. Llevamos ya más de 20 años preparando estas tortillas que ya se convirtieron en una tradición para la capital mexiquense", compartió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.