La Torre Eiffel se apagará más temprano para ahorrar energía

·2  min de lectura

El objetivo de la sobriedad energética en Europa en esta segunda mitad del año afectará a uno de los iconos de Francia. Para ahorrar electricidad, la Torre Eiffel, uno de los monumentos más visitados del mundo, apagará sus luces antes de lo habitual durante el otoño del hemisferio norte.

La iniciativa surgió de la alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo. La edil se prepara para anunciar este martes su plan de ahorro energético en la capital francesa en los próximos meses. Sin embargo, una de las medidas más emblemáticas -la reducción del tiempo de iluminación de la torre Eiffel- ya ha sido confirmada por las autoridades locales a la prensa.

La "Dama de Hierro", como también se conoce al monumento, tendrá sus luces apagadas a partir de las 23.45 horas, 1.15 antes de lo habitual. Según la Sociedad de Exploración de la Torre Eiffel (Sete), aún no hay una fecha precisa para la entrada en vigor del plan, pero el objetivo es que se adopte lo antes posible.

Actualmente, las luces de la Torre Eiffel se encienden en cuanto cae la noche y permanecen encendidas hasta la 1 de la madrugada. En total, 336 proyectores colorean de oro la estructura del monumento durante toda la noche. Además, cada hora, 20.000 lámparas se encienden y apagan, dando a la "Dama de Hierro" un aspecto resplandeciente. Este espectáculo, contemplado por miles de turistas cada día, tiene lugar por última vez a medianoche. Con la entrada en vigor del plan de sobriedad energética, la torre brillará por última vez a las 23 horas.

Gesto simbólico

"Utilizar la iluminación cuando realmente la necesitamos es una buena decisión. El objetivo es un poco económico, pero hay que dar ejemplo, participar en la concienciación y la movilización", dice.


Leer más sobre RFI