Tornados en el sureste de EE.UU. dejan seis muertos y cuantiosos daños

Agencia EFE
·2  min de lectura

Miami, 26 mar (EFE).- Las autoridades del estado de Georgia informaron este viernes de una persona muerta a causa de una gran tormenta que produjo una veintena de tornados en el sureste de EE.UU., con lo que por ahora son seis los fallecidos.

Las otras cinco víctimas mortales se produjeron el jueves en el área de Birmingham, la ciudad más poblada de Alabama, según se informó ese día.

Se desconocen detalles sobre la muerte registrada en el condado de Coweta, en Georgia, donde, según dijo hoy Michael Terrell, de la agencia de manejo de emergencias local, el jueves hubo "una tormenta bastante catastrófica".

La web de la empresa de servicios meteorológicos Accuweather informó este viernes de que el Centro de Predicción de Tormentas de NOAA, la agencia meteorológica de EE.UU., contabilizó 23 tornados.

Alabama, con 17 tornados, fue el estado más afectado por la gran tormenta que se abatió el jueves por el sureste del país y esta mañana avanzaba hacia el este.

Tres de los cinco muertos eran de una misma familia y residían en una vivienda de madera en la población de Ohatchee, en Alabama.

Los otros dos vivían en sendas viviendas móviles, uno en Ohatchee y el otro en Wellington.

Este viernes la redes sociales se vieron inundadas de fotografías y vídeos de las edificaciones destruidas o dañadas y de los árboles y postes caídos por los tornados.

El director de la Agencia de Manejo de Emergencias de Alabama, Brian Hastings, que definió como "salvaje" lo ocurrido el jueves con la tormenta, cifró en centenares las viviendas dañadas o destruidas en ese estado.

La comunidad de Eagle Point, al sur de Birmingham, fue una de las más afectadas por la tormenta que a medianoche, en su camino hacia el este, se abatió sobre la ciudad de Newnan, de unos 40.000 habitantes y al suroeste de Atlanta.

Según medios locales, un tornado produjo numerosos daños, especialmente en un instituto de enseñanza secundaria, causó fugas de gas y dejó sin luz a miles de personas.

La Policía pidió a la gente que se apartará de las carreteras para permitir que la ayuda llegase a la gente que la necesitaba.

(c) Agencia EFE