Tormentas tropicales dejan a su paso lagunas naturales en Mérida

·2  min de lectura

MÉRIDA, Yuc., noviembre 21 (EL UNIVERSAL).- Dos enormes lagunas naturales se formaron en esta ciudad a raíz de las constantes lluvias que dejaron las tormentas tropicales "Cristóbal", "Amanda" y el huracán "Delta" en Yucatán; incluso a una de ellas los lugareños ya la llaman el "malecón" de Mérida.

Los jóvenes han aprovechado la formación de estas lagunas para ir al mediodía a darse un "chapuzón", por las noches se ha convertido en sitio de reunión de novios y enamorados que junto a ese enorme lago disfrutan de varios productos que los vendedores ambulantes ofrecen en el lugar. En días pasados elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) pretendieron retirar a la gente, pero no tuvieron una respuesta positiva, ya que las personas continúan acudiendo al lugar.

La colonia Pensiones, sitio donde ahora se encuentran una de las dos formaciones naturales, hace algunos años tuvo una "sascabera", es decir, un pozo de tierra blanca caliza empleada en construcción, propiedad de una empresa de materiales, por lo que dejó en el terreno un enorme hueco que ahora con las lluvias y el rebose de los mantos freáticos se mantiene como una laguna natural. En Mérida las circunstancias naturales han creado las lagunas, y aunque las lluvias han parado, continúan intáctas estas creaciones.

De igual manera, en el ingreso a Ciudad Caucel, ubicado en el poniente de Mérida, también se formó una laguna natural que a diferencia de la de la colonia Pensiones, está rodeada de vegetación lo cual dificulta su acceso. Sobre el tema, el meteorólogo de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), Juan Vázquez Montalvo, opinó que "tardarán meses" en que el agua acumulada en esos sitios disminuya y probablemente no sea así, por el rebose de los mantos freáticos. Las dos lagunas naturales se han convertido en una novedad para los habitantes de la zona, por lo que los jóvenes de diversas edades acuden para lanzarse clavados desde las escarpas o aceras que rodean el lugar, como si se tratara de una playa o enorme piscina en Mérida.