La tormenta tropical Pilar azota Centroamérica con lluvias torrenciales

Esta imagen satelital proporcionada por la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) el lunes 30 de octubre de 2023 muestra la tormenta tropical Pilar acercándose a El Salvador en el Pacífico. (NOAA vía AP)

SAN SALVADOR (AP) — La tormenta tropical Pilar azotó Centroamérica el martes con lluvias torrenciales a las que se les atribuye la muerte de dos personas en El Salvador, mientras el meteoro deambula frente a la costa del Pacífico.

Pilar se ubicaba a 260 kilómetros (160 millas) al sur de San Salvador con vientos de 85 kilómetros por hora (50 millas por hora) y se desplazaba hacia el este-noreste a 6 km/h (3 mph), informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés).

Se tiene previsto que la tormenta mantenga esa trayectoria general el martes, se detenga durante un día o más frente a la costa y luego gire bruscamente y regrese al mar el jueves sin tocar tierra firme, dijo el NHC.

Se pronostica que la tormenta arrojará entre 12 y 24 centímetros (entre 5 y 10 pulgadas) de lluvia desde El Salvador hasta Costa Rica, y que algunas zonas recibirán hasta 38 centímetros (15 pulgadas).

El martes llovió de manera intermitente en El Salvador, pero no se habían ordenado evacuaciones.

Un hombre de 24 años y una mujer de 57 fueron arrastrados el domingo por arroyos desbordados en la provincia de La Unión, informó Fermín Pérez, subdirector de la oficina de protección civil de El Salvador. Añadió que los cuerpos fueron encontrados el lunes.

El gobierno salvadoreño puso en alerta al país el domingo y el Congreso declaró una emergencia nacional, lo que permite a las autoridades de defensa civil ordenar evacuaciones obligatorias a la población en riesgo.

Las clases en todo el país están suspendidas hasta el miércoles y se instalaron unos 100 albergues de emergencia.

Más al norte sobre la costa del Pacífico mexicano, las autoridades continuaban con las labores de recuperación luego que el huracán Otis golpeó Acapulco la semana pasada, dejando por lo menos 46 muertos y decenas de desaparecidos.