El centro de la tormenta tropical Philippe tocó tierra en la isla de Barbuda

Miami, 2 oct (EFE).- El centro de la tormenta tropical Philippe tocó tierra este lunes por la tarde en la isla de Barbuda, en el noreste del Caribe, con vientos máximos sostenidos de 50 mph (85 km/h), informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de EE.UU.

El centro de Philippe se ubica a 40 millas (65 km) al norte de Antigua y se desplaza hacia el noroeste con una velocidad de traslación de 7 mph (11 km/h).

Los meteorólogos del NHC advirtieron de que los vientos más fuertes y precipitaciones se dejarán sentir en las islas después de que el centro de Philippe pase, para luego girar hacia el norte-noroeste el miércoles.

Tras dejar intensas lluvias e inundaciones a su paso por el noreste del Caribe, el sistema ganará fuerza en los próximos días y es posible que se convierta en huracán el fin de semana, mientras se desplaza hacia el norte del Atlántico.

Se esperan pocos cambios de intensidad en las próximas 24 horas, pero después Philippe "puede comenzar a intensificarse más significativamente a mitad de la semana", por lo que podría convertirse en huracán, precisó el NHC.

Sigue vigente un aviso de tormenta tropical para Antigua y Barbuda.

Philippe puede generar lluvias de hasta 6 pulgadas en Antigua y Barbuda (15,24 cm) y algo menor en el resto de las Islas de Sotavento, lo que puede ocasionar "inundaciones repentinas aisladas".

El oleaje del sistema afectará a partes de las costas atlánticas del norte de las Islas de Sotavento, las Islas Vírgenes y Puerto Rico hasta mitad de la semana.

En una actualización difundida el pasado agosto, la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA, en inglés) de EE.UU. vaticinó una temporada de huracanes en el Atlántico "por encima de lo normal", con la formación de entre 14 y 21 tormentas tropicales, de las cuales entre 6 y 11 serían huracanes.

En la actual temporada, que concluye el próximo 30 de noviembre, se han formado 17 tormentas tropicales y 6 huracanes, y uno de ellos, Lee, alcanzó la categoría 5, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

(c) Agencia EFE