Tormenta tropical Ma-on toca tierra en el sur de China

·2  min de lectura
ASIA-TORMENTA (AP)
ASIA-TORMENTA (AP)

La tormenta tropical Ma-on tocó tierra el jueves en la provincia de Guangdong, en el sur de China, después de causar lluvia y fuertes vientos a Hong Kong, donde el mercado bursátil suspendió su sesión matutina debido a la tormenta.

Se instó a los habitantes de las áreas costeras en los alrededores de la ciudad de Maoming a mantenerse alejados de la costa el jueves por la mañana cuando el tifón llegó a las 10:30 (02:30 GMT).

Ma-on tenía vientos sostenidos de 118 kilómetros (73 millas) por hora y se movía lentamente hacia el noroeste a unos 25 kilómetros (15 millas) por hora, indicó el Centro de Servicios Públicos Meteorológicos de Guangdong. Señaló que la tormenta tocó tierra como un tifón pero se debilita constantemente.

Se estimó que la tormenta estaba a unos 380 kilómetros (236 millas) al oeste de Hong Kong a las 2:00 de la tarde (0600 GMT), de acuerdo con el Observatorio de Hong Kong.

Se espera que Ma-on se debilite a medida que avanza tierra adentro hacia la región de Guangxi, la provincia de Yunnan y al norte de Vietnam.

El gobierno de Hong Kong informó que una persona resultó herida y que recibieron informes de inundaciones y un árbol caído. Unas 140 personas buscaron refugio en albergues temporales instalados en la ciudad, según un comunicado de prensa del gobierno. Las escuelas estuvieron cerradas al menos durante la mañana.

El jueves por la mañana, el Observatorio de Hong Kong redujo su señal de advertencia de tifón número ocho a una señal número tres, advirtiendo de fuertes vientos entre 41 y 62 kph (25,4 y 38,5 mph).

Hong Kong Exchanges & Clearing Ltd., el operador de la bolsa de valores de la ciudad, dijo en un comunicado que retrasó las operaciones de acciones y derivados durante la sesión de la mañana. La negociación se reanudó a la 1:00 de la tarde.

En Guangdong, varias ciudades suspendieron el servicio de transbordadores y trenes de alta velocidad y evacuaron a los trabajadores de proyectos en alta mar. El aeropuerto de Shenzhen, un centro tecnológico chino que limita con Hong Kong, canceló todos los vuelos de las 3:00 de la mañana a las 2:00 de la tarde del jueves.