Cómo una tormenta provocó una crisis humanitaria en Texas: ¿Cuál es la situación ahora?

NOMAAN MERCHANT
·3  min de lectura
Miles de botellas de agua en un sitio de distribución de la ciudad de Houston en esta fotografía del viernes 19 de febrero de 2021. El sitio de autoservicio se instaló para proporcionar agua potable a las personas que la necesiten luego de que la ciudad pidió hervir el agua para beber debido a tuberías congeladas o rotas. (Foto AP/David J. Phillip)

HOUSTON (AP) — Dos días antes de que comenzara la tormenta, la principal funcionaria electa de Houston aconsejó a la ciudadanía a prepararse como lo harían para un fuerte huracán. Muchos le hicieron caso: los texanos que pudieron almacenaron alimentos y agua, mientras que organismos no lucrativos y agencias gubernamentales se dispusieron a ayudar a quienes no podían.

Pero pocos advirtieron el fiasco que estaba por llegar. No podían estar preparados.

Conforme las temperaturas se desplomaron, y la nieve y hielo azotaron al estado, gran parte de la red eléctrica de Texas colapsó, seguida por sus sistemas de agua. Decenas de millones se apiñaron en hogares helados que lentamente se enfriaban más o huyeron a lugares seguros. Y un estado orgulloso, receloso de la regulación y la ayuda externa, se quedó en busca de ayuda de otros estados y grupos humanitarios mientras gran parte de sus 29 millones de habitantes intentaban sobrevivir.

En un hospital, trabajadores estaban parados afuera para recolectar agua de lluvia. Otros se formaron en una llave que funcionaba en un parque. Una madre llevó a sus tres hijos a un albergue en una mueblería después de ver su aliento formarse en el tráiler familiar. Profesores universitarios recaudaron fondos para que sus estudiantes pudieran pagar comidas.

Imágenes de texanos desesperados circularon por todo el mundo. Algunos las compararon con un lugar menos rico o egocéntrico. Para otros expuso problemas que venían empeorando desde hace tiempo.

Al liderazgo republicano del estado lo culparon de ignorar las advertencias de que el invierno podría generar el caos y de no proveer a funcionarios locales con suficiente información sobre cómo proteger a los residentes.

Una semana después de advertir a su condado con casi 5 millones de habitantes sobre la inminente tormenta, la jueza del condado Harris Lina Hidalgo dormía en un colchón inflable en el centro de operaciones de emergencia del condado. Su casa se quedó sin electricidad tres noches.

“Vale la pena plantear la pregunta: ¿quién montó este sistema y quién lo perpetuó sabiendo que no estaba en sitio la regulación correcta?”, dijo Hidalgo. “Esas preguntas se tendrán que hacer y espero que haya cambios. La comunidad merece respuestas”.

Qué está pasando ahora

Alrededor de 8,8 millones de personas en Texas, alrededor de un tercio de la población del estado, todavía tenía problemas con su suministro de agua en la noche del domingo, informó la emisora CNN citando a las autoridades, después de una helada histórica que inutilizó las estaciones de energía la semana pasada.

Las autoridades siguen recomendando a millones de tejanos que hiervan el agua antes de consumirla, aunque todas las centrales eléctricas volvieron a funcionar durante el fin de semana y se restableció el suministro eléctrico en la mayoría de los hogares cuando el tiempo volvió a la normalidad, dijo Reuters.

Las autoridades de Houston, la ciudad más grande del estado, dijeron que el agua era segura para usar sin hervir desde el domingo.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo a última hora del domingo que se había unido a la Guardia Aérea de Texas, a la Guardia Nacional de Texas y al ejército estadounidense para distribuir agua.

"Se han repartido unos 3,5 millones de botellas de agua", dijo el gobernador en un tuit.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó el sábado una declaración de desastre mayor para Texas que pone a disposición de las personas perjudicadas por la tormenta fondos federales, incluyendo asistencia para viviendas temporales y reparaciones de casas y préstamos de bajo coste.

La diputada estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez dijo a última hora del domingo que había acumulado 5 millones de dólares en sus esfuerzos de recaudación de fondos para ayudar a los tejanos duramente afectados por la tormenta de la semana pasada.

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) A México le tomó solo 5 días resolver crisis energética, mientras que en Texas sigue: AMLO