Las preguntas incómodas que genera la locura de dólares que les entró a las grandes tecnológicas en la pandemia

Shira Ovide
·6  min de lectura
Un trabajador prepara envíos en un almacén de Amazon en Staten Island, el 15 de mayo de 2019. (Hiroko Masuike/The New York Times)
Un trabajador prepara envíos en un almacén de Amazon en Staten Island, el 15 de mayo de 2019. (Hiroko Masuike/The New York Times)

Hace más de una década, en la Gran Recesión, las grandes empresas tecnológicas pasaron un mal momento como todos los demás. Ahora, se han vuelto las ganadoras indiscutidas de la economía pandémica.

De acuerdo con las ganancias reportadas esta semana, el ingreso anual combinado de Amazon, Apple, Alphabet, Microsoft y Facebook es de unos 1,2 billones de dólares, más de un 25 por ciento más que la cifra cuando comenzó el escozor de la pandemia en 2020. En menos de una semana, esos cinco gigantes ganan más en ventas que McDonald’s en un año.

La economía estadounidense se está recuperando de 2020, cuando se contrajo por primera vez desde la crisis financiera. Sin embargo, para los gigantes tecnológicos, el impacto de la pandemia fue apenas un parpadeo. Es un momento fantástico para ser un titán de la tecnología estadounidense… siempre y cuando ignores los gritos de los políticos, los titulares diarios sobre el asesinato de la libertad de expresión o la evasión de impuestos, las quejas de la competencia y los trabajadores, y las investigaciones legales y demandas que ya son demasiadas como para contarlas.

Las superpotencias tecnológicas de Estados Unidos no están ganando una locura de dólares a pesar del mortal coronavirus y su efecto dominó en la economía mundial. Se han vuelto incluso más fuertes a causa de la pandemia. Es tan lógico como un poco chiflado.

Preguntas que hay que responder

El escandaloso éxito del año pasado también genera preguntas incómodas para los jefes de las empresas tecnológicas, el público y los funcionarios electos que ya están fastidiados con la industria: 

  • ¿Lo que es bueno para las grandes empresas tecnológicas es bueno para Estados Unidos? 

  • ¿Las superestrellas tecnológicas están ganando mientras el resto de nosotros está perdiendo?

Los estadounidenses tienen más dinero en los bolsillos gracias a los cheques de estímulo gubernamental y los ahorros pandémicos, y los gigantes tecnológicos están recibiendo una porción significativa. Sus ingresos combinados son equivalentes a más o menos el cinco por ciento del producto interno bruto de Estados Unidos.

Todo el dineral pandémico de las grandes empresas tecnológicas tiene un origen comprensible: necesitábamos sus servicios.

Trabajadores procesan paquetes en instalaciones de Amazon en Arzano, Italia, el 28 de septiembre de 2020. (Gianni Cipriano/The New York Times)
Trabajadores procesan paquetes en instalaciones de Amazon en Arzano, Italia, el 28 de septiembre de 2020. (Gianni Cipriano/The New York Times)

La gente gravitó hacia las aplicaciones de Facebook para mantenerse en contacto y entretenerse, y los negocios quisieron pagarles a Facebook y Google, empresa propiedad de Alphabet, para que les ayudaran a encontrar clientes que estuvieran atrapados en casa. La gente prefirió comprar pañales y sillas de exteriores en Amazon que poner en riesgo su salud comprando en tiendas. Las empresas cargaron software de Microsoft cuando sus negocios y fuerzas de trabajo se volvieron virtuales. Las computadoras portátiles y los iPad de Apple se volvieron salvavidas para los trabajadores de las oficinas y los niños de las escuelas.

Antes no era así

Antes de la pandemia, las superpotencias tecnológicas de Estados Unidos ya influían en la manera en que nos comunicábamos, trabajábamos, nos entreteníamos y comprábamos. Ahora, son casi inevitables. Los inversionistas han arrasado con las acciones de las grandes empresas tecnológicas, a manera de apuesta a que estas empresas son casi invencibles.

“De por sí iban en un camino ascendente por el que llevaban buena parte de una década, y la pandemia fue especial”, comentó Thomas Philippon, profesor de finanzas en la Universidad de Nueva York. “Para ellas fue una tormenta perfecta pero positiva”.

El momento no fue tan bueno para estas empresas en el último bache económico. En la crisis de 2007 a 2009, las ventas de Microsoft cayeron un poco y el precio de sus acciones se desplomó un 60 por ciento del otoño de 2008 a marzo de 2009, un bajón para las acciones estadounidenses. Google y Amazon perdieron hasta dos terceras partes de su valor de mercado.

Caso Amazon

Una señal sobre la diferencia con este momento: en 2021, los ingresos de Amazon están creciendo mucho más rápido que en 2009, cuando la empresa era una décima quinta parte de su tamaño actual. Las ventas en el primer trimestre aumentaron un 44 por ciento en comparación con el año previo, y las ganancias de Amazon antes de impuestos —las cuales nunca habían sido las más robustas— subieron a más del doble, a 8900 millones de dólares. Los negocios son adictos a los servicios informáticos en la nube de Amazon, donde las ventas aumentaron un 32 por ciento, y los compradores no pueden vivir sin las entregas de la compañía. A los inversionistas también les encanta Amazon. El valor bursátil de la empresa casi se ha duplicado desde inicios de 2020, a 1,8 billones de dólares.

Otros gigantes

En el caso de los otros gigantes tecnológicos, da la impresión de que su breve desplome pandémico nunca ocurrió. Las ventas de publicidad suelen aumentar y caer con la economía. Sin embargo, mientras otros tipos de gastos en anuncios se redujeron cuando la economía estadounidense se contrajo el año pasado, las ventas de publicidad aumentaron para Google y Facebook. El crecimiento fue todavía mejor para ellas en los primeros tres meses de este año.

Hace un año, los analistas estaban preocupados de que Apple fuera a deteriorarse cuando China, el centro de las operaciones de manufactura de la empresa y su mercado de consumo más importante, cayó en las garras de la pandemia. Los temores no duraron mucho. En los primeros tres meses de 2021, los ingresos de Apple por la venta de los iPhone aumentaron a su ritmo más veloz desde 2012. Las ventas en China continental, Taiwán y Hong Kong casi se duplicaron en comparación al año anterior.

Las superestrellas del sector tecnológico también le han sacado jugo a este momento. Alphabet y Facebook han usado la pandemia para recortar en los lugares que menos importan, como los costos promocionales y los presupuestos de viajes y entretenimiento. Además, los gigantes tecnológicos por lo general han aumentado el gasto en áreas que amplían sus ventajas.

En este momento, Alphabet está gastando más en proyectos costosos, como la construcción de complejos computacionales, que Exxon Mobil en la extracción de petróleo y gas del suelo. Desde finales de 2019, la fuerza laboral de Amazon se ha expandido en más de 470.000 personas. Esto profundiza el foso que separa a las superestrellas tecnológicas del resto.

Las grandes empresas tecnológicas están surgiendo de la pandemia en forma, sexis y listas para una economía estadounidense con expectativas de volver a la vida rugiendo en 2021. \

Mientras tanto:

  • Sigue habiendo largas filas en los bancos de alimentos

  • Algunos trabajadores estadounidenses que perdieron sus empleos el año pasado tal vez nunca los recuperen

  • Los defensores de las viviendas están preocupados de que millones de personas sean desalojadas de sus casas

  • Y ser una de las grandes empresas tecnológicas es una invitación a que todo el mundo te odie… pero vaya que tienes inmensas montañas de dinero.

This article originally appeared in The New York Times.

TE PUEDE INTERESAR

(VIDEO) Las tecnológicas bajo la lupa