Tormenta invernal enfila hacia noreste de EEUU

Associated Press
·2  min de lectura
Antwan Wilkerson despeja nieve el domingo 31 de mayo de 2021 en Mechanicsville, Virginia. (Joe Mahoney/Richmond Times-Dispatch vía AP)

Tras días de temperaturas heladas, el noroeste de Estados Unidos se apresta a soportar una feroz tormenta que cubrirá la zona con una densa capa de nieve, generará fuertes vientos y obstruirá el transporte por varios días.

El sistema de tormentas blanqueó grandes extensiones del centro-norte del país con las peores nevadas en años para muchos lugares. Para la mañana del domingo, en Chicago habían caído 18 centímetros (7 pulgadas) de nieve, lo que provocó la cancelación de unos 200 vuelos en los dos aeropuertos de la ciudad. En Wisconsin, la profundidad de la nieve en algunos condados cerca del lago Michigan alcanzó más de 38 centímetros (15 pulgadas) y seguía nevando.

“Hacía una década que no veíamos tanta nieve”, dijo Chris Stumpf, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología en Sullivan, Wisconsin, reportó el periódico Milwaukee Journal Sentinel.

El centro de Ohio recibió entre 7 y 12 centímetros (entre 3 y 5 pulgadas) de nieve el domingo por la mañana, lo que dejó a sus calles muy resbaladizas. En Washington D.C. y partes de Virginia cayeron hasta 7 centímetros (3 pulgadas) de nieve. Se prevé que para la tarde la nieve llegará a Pensilvania.

Entre 3 y 7 centímetros (entre 1 y 3 pulgadas) de nieve por hora caerán el lunes en Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, vaticinó el Servicio Nacional de Meteorología. Se prevé incluso que en cierto momento habrá condiciones severas y una acumulación de entre 30 y 45 centímetros (entre 12 y 18 pulgadas) de nieve.

Las temperaturas estarán entre 6 grados centígrados bajo cero y 1 grado centígrado bajo cero (entre 20 y 30 Fahrenheit) en la zona metropolitana de Nueva York.

Debe comenzar a nevar el lunes por la mañana en Massachusetts y para tarde habrá una acumulación de 30 centímetros (un pie) de nieve que impactará los traslados. La tormenta llegará al norte de Nueva Inglaterra la noche del lunes, informaron los meteorólogos.

También se prevén vientos de entre 56 y 80 kilómetros por hora (entre 35 y 50 millas por hora), lo suficiente para tumbar árboles.