La tormenta Fiona se convierte en huracán al acercarse a las costas de Puerto Rico

·2  min de lectura

La tormenta tropical Fiona se convirtió este domingo en un huracán al aproximarse a las costas de Puerto Rico, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) en su último boletín.

Fiona, que avanza con vientos de hasta 130 km/h, amenaza este territorio estadounidense en el Caribe con lluvias torrenciales y deslizamientos de tierra.

El huracán se encuentra a 80 km de la ciudad de Ponce, en el sur de Puerto Rico.

"Le pedimos a nuestro pueblo que se mantenga en su hogar y que busquen refugio si lo necesitan. Continuamos bajo un aviso de huracán", declaró este domingo el gobernador puertorriqueño, Pedro Pierluisi, en rueda de prensa. "Por su tamaño, esta tormenta va a estar impactando a todo Puerto Rico", añadió.

Unas 344.000 personas están sin electricidad en sus hogares, esto es un 23% de los usuarios de la isla, según LUMA, la empresa privada a cargo de la distribución eléctrica en Puerto Rico.

Las autoridades anticipan lluvias de 20 a 25 pulgadas (de 508 mm a 635 mm) en áreas aisladas de Puerto Rico, una cantidad bastante inferior a las cerca de 40 pulgadas registradas durante el huracán María, que azotó el territorio caribeño hace casi cinco años.

"Podemos esperar que haya estragos, pero no al nivel de María", dijo Ernesto Morales, del Servicio Nacional de Meteorología, en la misma rueda de prensa que el gobernador.

Fiona ya causó graves daños a su paso por Guadalupe el viernes por la noche. En algunos lugares, el agua subió a más de 1,50 metros en ese territorio francés. Un hombre murió allí, arrastrado con su casa por la crecida de un río.

A medida que la superficie de los océanos se calienta, aumenta la frecuencia de los huracanes más virulentos, con vientos más fuertes y lluvias más intensas.

cjc/dax-str/gma/dg