Elsa atraviesa Cuba con lluvias y sin víctimas, va a Florida

·5  min de lectura

LA HABANA (AP) — La tormenta tropical Elsa atravesó Cuba de sur a norte el lunes con fuertes lluvias que no causaron víctimas humanas ni grandes daños materiales, aunque mantuvieron en tensión a la isla, cuya situación sanitaria es compleja debido a un rebrote de la pandemia del coronavirus.

Elsa tocó tierra en las primeras horas de la tarde por la porción central de la isla, la Península de Zapata, con rumbo noreste antes de salir por la noche en un punto entre la provincia de Mayabeque y La Habana rumbo a La Florida.

Casi a la medianoche del lunes, el Centro de Huracanes de Estados Unidos informó que Elsa estaba “nuevamente sobre las aguas, pero aún produciendo lluvias fuertes sobre Cuba” de camino “a la parte oeste de los Cayos de Florida y Dry Tortugas este martes”.

El meteoro, con vientos máximos sostenidos de 80 kilómetros por hora, se encontraba 35 kilómetros al este de La Habana, la capital del país y la urbe más poblada. Se desplazaba hacia el noroeste.

Antes de llegar a Cuba y degradarse desde la categoría de ciclón a la de tormenta tropical, Elsa --el primer huracán de la temporada del Atlántico y la quinta tormenta con nombre que inició más temprano en la temporada desde que se tienen registros-- se cobró tres vidas en el Caribe.

La zona por la que embistió a Cuba se ubicaba a unos 30 kilómetros de Playa Larga, en la Ciénaga de Zapata, un parque natural con pocos habitantes, según la información proporcionada por el Radar de Casablanca, que está en la sede del Instituto de Meteorología capitalino.

“Está soplando fuerte el viento y hay mucha lluvia. Por la puerta de mi casa el agua corre, en el patio está alto el nivel, pero no se metió a la casa”, explicó a The Associated Press vía telefónica Lázaro Ramón Sosa, un artesano y fotógrafo de 30 años que vive en la Ciénaga de Zapata.

Sosa dijo que vio caer algunas ramas y árboles de aguacates en las inmediaciones de su hogar. La Defensa Civil Municipal informó que en la localidad permanecían evacuadas 1.096 personas en 14 puntos, al mismo tiempo que se protegieron las tres bases de pesca y la infraestructura turística.

El fenómeno meteorológico bordeó los mares del sur de Cuba desde el fin de semana, provocando a su paso algunos daños sobre todo en los cultivos, inundaciones y crecidas de ríos, pero sin víctimas fatales en la mayor de las Antillas.

“Desde Cienfuegos hasta Guantánamo no ha habido grandes afectaciones. El occidente recibe ahora lo embates pero nos vamos a recuperar”, escribió en su cuenta de Twitter el presidente, Miguel Díaz-Canel, sin cuantificar los montos de pérdida.

El meteoro transitó mayoritariamente por zonas rurales. Pero en la capital, donde se esperan penetraciones de mar leves el martes cuando Elsa se aleje y empuje el agua hacia la costa, la población de zonas bajas se resguardaba.

“Por ahora me quedo en mi casa, hay que esperar a la noche y ver exactamente qué pasa. Si algo sucede, nuestra vecina de arriba se ofreció a recibirnos. Tengo fe en Dios”, dijo a la AP, Aida Herrera, una residente de 59 años del Malecón, la arteria que da frente al mar en La Habana.

De todas maneras, para proteger sus pertenencias, ella ya había puesto en alto sus electrodomésticos y algunos enceres tras 40 años de vivir en la misma vivienda y con una larga experiencia en materia de ciclones y tormentas tropicales.

Los expertos dijeron que una vez que Elsa transite hacia el norte traerá aguaceros y marejadas ocasionando también inundaciones. Durante el fin de semana algunas personas de áreas aún más bajas aún en las inmediaciones del Malecón de donde vive la familia de Herrera, habían sido evacuadas.

Además, en la capital se limitó este lunes la circulación de vehículos y personas desde las dos de la tarde; y algunos vecinos tapaban ventanas de cristal y puertas, sobre todo en los comercios.

Aunque inicialmente había mucha preocupación por la llegada de la tormenta por el oriente cubano y las autoridades evacuaron preventivamente a más de 180.000 personas el domingo en el este de isla, el fenómeno se debilitó y transitó sin tocar tierra. El gobierno informó que esas localidades, como Santiago de Cuba, Granma y Ciego de Ávila, habían regresado a la normalidad.

En la oriental provincia de Granma afectó plantaciones de plátanos que fueron retirados para ser comercializados.

En Sancti Spíritus las lluvias hicieron crecer el río Yayabo y una estación meteorológica de esa región reportó un acumulado de 152 milímetros de lluvia en las últimas 24 horas, aun así las autoridades locales dijeron que el saldo había sido positivo para los cultivos.

Las provincias centrales de Matanzas y Cienfuegos recibieron fuertes aguaceros, indicó el Instituto de Meteorología, con acumulados de entre 104 y 80 milímetros en seis horas.

Mientras, dejó incomunicado al poblado de Jibacoa, en la zona montañosa de Villa Clara, debido a la crecida de otro río y la ciudad de Trinidad, un conocido polo turístico, tenía afectaciones en la corriente eléctrica.

Elsa llega cuando Cuba se encuentra en medio de un rebrote de coronavirus, por lo que el arribo del meteoro complica la situación sanitaria. Hasta ahora en la isla se han registrado más de 207.300 casos y unos 1.400 muertos, según datos oficiales de la Dirección Nacional de Epidemiología.

De acuerdo con los expertos del Instituto de Meteorología de Cuba, Elsa se debilitará al tocar tierra, pero continuará su curso noreste con extensas precipitaciones a lo largo de la región occidental durante el lunes. El martes la tormenta se dirigirá a Florida y parte de la costa de Georgia.

Una mujer falleció el fin de semana en la isla de Santa Lucía y dos personas murieron aplastadas en República Dominicana, donde se registraron fuertes inundaciones.

————-

Andrea Rodríguez está en Twitter: www.twitter.com/ARodriguezAP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.