Después de la tormenta se abre un socavón en San Juan del Río

·4  min de lectura

QUERÉTARO, Qro., octubre 8 (EL UNIVERSAL).- Ha pasado una semana desde que la lluvia inundó alrededor de 50 viviendas en Bosques de San Juan, uno de los fraccionamientos asentados en la ladera del río San Juan y que hoy vive los estragos del desbordamiento de éste, un socavón de 12 metros se abrió en una de las principales calles de la parte baja de esta colonia.

Todo comenzó el viernes 1 de octubre cuando llovió intensamente en todo el estado, provocando el desbordamiento del río, por segunda ocasión, en menos de un mes; un día después, la noche del sábado 2 de octubre, otra lluvia torrencial dejó fuertes afectaciones en los de por sí ya afectados fraccionamientos de San Juan del Río.

Las viviendas no habían comenzado a secarse desde la primera inundación, cuando los colonos tuvieron que ser evacuados de emergencia en la madrugada del viernes, ante el vencimiento de otro tramo del muro del fraccionamiento que lo divide del río San Juan, el cual se cayó ante la fuerza del agua.

"Tenemos desde el día viernes, que fue cuando empezó a llover, pasó la gente de vigilancia del fraccionamiento, indicándonos que teníamos que desalojar, fue a partir del viernes. Yo regresé únicamente por la cuestión de la limpieza, porque se pega mucho el lodo, ventilar las casas, porque se encierra el olor del drenaje, pero en sí, las casas están deshabitadas", relata Adolfo Javier Rubio, uno de los afectados por el socavón, quien ayer pudo reingresar a su hogar.

Mientras que en otros fraccionamientos las familias ya han podido regresar a sus casas desde principios de esta semana, en Bosques de San Juan continúan sin fecha de regreso.

De acuerdo al diagnóstico realizado por el ingeniero Fernando Amador, director responsable de obra y corresponsable en seguridad estructural, en representación del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado de Querétaro, contratado por los vecinos del lugar para evaluar los daños estructurales ocasionados por el socavón y el agua.

"Fue una inundación atípica, ya que fue provocada por el desbordamiento de un río, esta inundación fue a base de corriente, lo que hizo en el subsuelo una degradación de los finos, lo cual creó quedadas y están haciéndose asentamientos diferenciales en el subsuelo, y eso está creando en los inmuebles también asentamientos diferenciales; es decir, fallas estructurales de los inmuebles", explicó.

Aunque originalmente se habían deshabitado sólo seis viviendas, ante la apertura del socavón, hoy se puede ver toda la calle vacía, al menos 15 casas alrededor de este hundimiento han sido vaciadas en su totalidad, otras guardan afuera la línea hasta donde alcanzó el agua, como testigo de lo ocurrido hace unos días.

"Ponen en riesgo la vida humana, por lo que la recomendación sería desocupar los inmuebles (…) Son más de seis casas, esas seis son las que están enfrente del socavón, pero los daños son más extensos; sobre todo las que están pegadas al río San Juan, todo el circuito", dice.

Sin embargo, más allá de las recomendaciones y de las alertas, estas viviendas representan años de trabajo y la inversión de toda una vida de las familias que ahí habitan, quienes no ven en mudarse o reubicarse, una posibilidad cercana.

"Cuando uno compra lo hace con la factibilidad de ciertas comodidades, por ejemplo, el trabajo cerca, la escuela cerca, no sabríamos, en un momento dado, a dónde nos reubicarían (…) Es un tema bastante complicado porque, el desalojar completamente las viviendas, uno invierte para tener su patrimonio, y andarse moviendo como gitanos, de un punto a otro, generando gastos de mudanza, rentas, no es costeable para muchas familias", comenta don Adolfo.

Los vecinos señalan que está situación también se vivió hace cuatro años, por lo que la repetición de este incidente enciende las alarmas para ellos.

"Durante el último mes estuvieron las alarmas de que iba a haber inundación, de que se iba a desbordar el río y la semana pasada ya se desbordó, tumbó parte de la barda perimetral y empezó a entrar toda el agua. Como se ven ahí las marcas, arriba de la rodilla y entró hasta dentro de la casa, todo lo de adentro se vio afectado, todos mis muebles y ahorita estamos en el proceso de limpieza", relata Álvaro Pacement, habitante del fraccionamiento San Juan y afectados por la inundación.

Álvaro comenta que no se ha tomado una decisión sobre el futuro de su patrimonio y la posible reubicación de su familia, pues están en proceso de evaluación y planeación, aunque se muestra molesto y triste pues perdió todos sus muebles.

Hay pláticas entre vecinos para poderse reunir con el fraccionado del condominio para evaluar cuál podría ser la posible solución ante esta problemática y ante la reparación del daño, pues según comentan, la autoridad municipal apoyó en la evacuación y establecer un perímetro alrededor del socavón.

El alcalde de San Juan del Río, Roberto Cabrera, informó que se han identificado, al menos, 16 puntos de riesgo en la demarcación, ante el reblandecimiento de la tierra, lo que podría generar nuevos socavones, siete se ubican en el fraccionamiento Bosques de San Juan.

"Tenemos socavones por el reblandecimiento de las tierras y por lo menos casi 16 viviendas han sido desalojadas, una casa ya colapsó y ya no van a poder regresar a vivir. Estamos trabajando con el gobernador del estado para un proyecto a largo plazo", declaró el alcalde.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.