Toque de queda en Mar del Plata: intentarán que las restricciones no impacten en la actividad turística

LA NACION
·2  min de lectura

La ciudad de Mar del Plata, el principal punto turístico de la costa atlántica, verá afectada su actividad con las nuevas restricciones dispuestas por el gobierno nacional para disminuir los contagios de coronavirus. El toque de queda limita la circulación nocturna, entre las 23 horas y las 6, sin embargo cada jurisdicción definirá los alcances de la medida de acuerdo a la situación epidemiológica local.

Toque de queda nocturno: qué pasa si no respeto la restricción de la circulación en la cuarentena

El llamado toque de queda sanitario tiene por objetivo evitar el colapso del sistema de salud de cada localidad. Pero antes de tomar la decisión, las autoridades provinciales y nacionales evaluarían la situación particular de la costa, donde se realizaron fiestas clandestinas en la playa sin barbijo ni distancia social.

Como ocurrirá en todas las ciudades y centros turísticos de todo el país, en Mar del Plata habrá un cese de la circulación de personas en una franja horaria nocturna, que coincide con la mayormente elegida para las reuniones masivas, según el decreto presidencial que se publicará en el Boletín Oficial.

Las nuevas medidas intentan disminuir los encuentros entre jóvenes que encendieron las alertas del sistema sanitario. Las fiestas clandestinas, y otras reuniones multitudinarias, son consideradas como uno de los focos epidemiológicos más importantes que generó el aumento de casos de coronavirus.

Centros de testeo de Covid en Mar del Plata, Villa Gesell y Pinamar

De acuerdo a lo informado por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, la restricción a la circulación es uniforme para todo el territorio nacional, con un horario unificado y empezará a regir desde el viernes 8 de enero.

La Casa Rosada intentará avanzar con las nuevas restricciones sin afectar drásticamente al movimiento turístico durante la temporada de verano.

Cuidar Verano 2020: cómo sacar el permiso para ir a la costa de vacaciones

Las medidas punitivas para quienes violen la normativa incluyen penas de prisión. "Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia", según indica el artículo 205 del Código Penal.

Por otra parte, la organización de fiestas clandestinas, dependiendo la jurisdicción en la que se realicen, incluye multas que van desde los $5000 hasta los cinco millones de pesos.