El súper donde compra la corresponsal de TVE en París no se ha dejado casi ningún tópico fuera de su sección española

Almudena Ariza, periodista que ocupa la corresponsalía de Televisión Española en París, acudió a hacer la compra como cualquier otro día al supermercado de siempre cuando, para su sorpresa se ‘tropezó’ con una sección de comida española que no pudo evitar compartir con sus miles de seguidores en Twitter. No es para menos. En solo unos pocos metros cuadrados el establecimiento en cuestión no se olvida casi ni un solo tópico y estereotipo sobre la cultura española y, de paso, comete algún que otro de esos fallos que los tuiteros no perdonan.

“En el súper en el que hago la compra, aquí en #Parîs, han montado un expositor con productos de #España y les ha salido esto. Atención al toro del final”, avisa la corresponsal, que se lleva las manos a la cabeza con un emoji. Desde luego, el algo más de un minuto que se tomó para grabar el vídeo ahora viral no tiene desperdicio a ojos de un español o alguien familiarizado con la cultura y gastronomía de España.

Dejando a un lado la calidad de las tortillas y paellas precocinadas que tanto debate generan cada equis tiempo, lo más llamativo es el hecho de que en un expositor dedicado a la comida española se decida cubrir la parte baja del mismo con una bandera y que la elegida sea la seneyra. ¿O es la de Aragón? Como excusa para el error, ¿valdría que los colores se parecen aunque la disposición de las bandas no sea la misma?

Pero ese no es el único fallo. En la grabación se aprecia un cartel que anuncia el precio del cava colocado en el expositor, pero en las botellas que se ven encima está escrito prosecco, uno de los vinos italianos más famosos. Así que, cava, lo que se dice cava, no parece ser.

Ambos errores geográficos, si se pueden llamar así, están dando mucho de que hablar en redes sociales, pero también la escenografía elegida para vender los manjares. Uno de los expositores está coronado con una maniquí disfrazada de flamenca.

Ahí, subida en lo alto de las cajas de embutidos como si de un tablao andaluz se tratase dándole la espalda al otro muñeco con el que comparte funciones de marketing. Este no podía ser otro que un toro encaramado en una pila de sobres de jamón con una bufanda al cuello que lo mismo podría ser otra seneyra que una bufanda de Gryffindor, como hace notar un tuitero en referencia a los colores de la casa a la que pertenece Harry Potter a su paso por Hogwarts.

Ariza se ha tomado con humor su hallazgo a la hora de hacer la compra –en un momento del vídeo se le escucha decirle a otra clienta que es española y alguna risa– y, como ella, multitud de internautas que se han sumado con chistes y comentarios jocosos a la crítica por ver tanto tópico junto. Aunque lo cierto es que alguno se dejaron en el camino quienes se encargaron de diseñar la sección de comida española. No hay rastro de torero alguno ni de guitarra. Dos clásicos cuando de estereotipos sobre España se trata. Con estos dos podrían haber hecho pleno.

Algún tuitero ha comentado que lo visto en este supermercado en París en realidad es más común de lo que pueda parecer contando casos similares en Alemania y Bruselas, por ejemplo.


Más historias que te pueden interesar:

El toro no podía faltar. Es uno de los estereotipos cuando de España se trata. (Foto: Captura de Twitter / Almudena Ariza)