Tony Blair se niega a ver en la guerra de Irak una justificación de la invasión de Ucrania

AFP

El presidente ruso Vladimir Putin no puede de forma alguna remitirse a la guerra de Irak de 2003, librada por Estados Unidos y Reino Unido sin mandato de la ONU, para justificar la invasión de Ucrania, aseguró el ex primer ministro británico Tony Blair.

El lunes se cumplirán veinte años del día en que Blair arrastró al Reino Unido, siguiendo al presidente estadounidense George Bush, a participar en la invasión del Irak de Sadam Husein, en busca de armas de destrucción masiva que nunca se encontraron. Para muchos observadores, esa guerra fue una operación imprudente que ahora hipoteca la capacidad de las potencias occidentales para oponerse a la expansión de los regímenes autocráticos en Rusia y en China.

Pero Blair rechaza absolutamente la idea de que el presidente ruso aprovechó ese precedente para desafiar a Occidente con su ataque a Ucrania, en 2014 con la anexión de Crimea, y el año pasado con una ofensiva militar general que se prolonga hasta ahora. "Si no hubiera usado esa excusa, hubiera usado otra", dijo el exdirigente laborista británico, de 69 años, en una entrevista con la AFP y las agencias de noticias europeas Ansa, DPA y EFE.

Según Blair, no hay comparación posible, porque el exdictador iraquí había provocado dos guerras regionales, desafiado numerosas resoluciones de la ONU y lanzado un ataque químico contra su propio pueblo. Por el contrario, Ucrania tiene un gobierno elegido democráticamente y no representaba una amenaza para sus vecinos cuando Rusia la invadió, señala.

Calificándose de "muy ferviente" defensor de una paz en Oriente Medio que parece "lejana actualmente", considera que los palestinos deberían inspirarse de otro hito logrado durante su mandato, el acuerdo de paz en Irlanda del Norte.


Leer más sobre RFI Español