Toneladas de arena nueva: el plan de Miami contra la erosión de las playas

LA NACION

MIAMI.- A pesar de la falta de acuerdo entre las autoridades de Miami Beach respecto del cambio climático y cómo abordarlo, para compensar la erosión provocada por aumento del nivel del mar y las tormentas, y para proteger los edificios de departamentos de la costa, cuatro tramos de playa recibirán desde esta semana miles de toneladas de arena financiada por el gobierno federal, por un valor de US$ 16 millones.

Cada día, las cuadrillas colocarán 100 camiones con un total de 61.000 toneladas de arena, que será depositada en las calles 65, 55, 44 y 27, según precisa El Nuevo Herald. La arena llega en camiones desde el Condado Hendry, al este de Fort Myers, cortesía del Cuerpo de Ingenieros del Ejército que, regularmente, vierte a lo largo de la costa del Condado Miami-Dade.

Las fases del trabajo

La primera fase del proyecto, que ya empezó, concluirá el 18 de marzo, cuando las cuadrillas serán trasladadas al sur de Miami Beach; la segunda, entre el 2 de marzo y el 20 de abril; la tercera, del 2 de abril al 29 de mayo; y la cuarta y última, en la Calle 27, será del 11 de mayo al 5 de junio.

En otros tramos necesitados, indica el diario, en las calles 44 y 55, la arena se vertió entre agosto de 2016 y marzo de 2017, mientras que en 2018, Miami-Dade completó un vertido de emergencia de arena entre las calles 66 y 68, después de que el viento y la lluvia del huracán Irma afectara seriamente la costa.

Alternativas

El Dr. Stephen Leatherman, profesor de Medioambiente en la Universidad Internacional de la Florida, dijo que las alternativas a verter arena en la playa incluyen crear arrecifes cerca de la costa, que costarían "cantidades significativas" o usar tecnologías especiales para mantener más tiempo la arena en su lugar.

"El área tratada con arena nueva no se adentrará en el mar, sino que la arena se usará para llenar un 'hueco' en la playa", señaló al diario el Dr. Leatherman.

Estas zonas "deben tratarse continuamente para mantener una playa lo suficientemente ancha para el uso recreativo y para proteger la infraestructura", como hoteles, caminos y dunas, explicó el experto, quien agregó que la arena "se saca de depósitos muy antiguos", en su mayoría de material de cuarzo.

"La arena de cuarzo tiene un grano de tamaño y blancura similares a la arena de carbonato, de manera que los que van a la playa no notan la diferencia", dijo Leatherman.

El origen del proyecto

El proyecto en Miami Beach es parte de un Proyecto de Control de la Erosión y Protección contra Huracanes de Miami-Dade, que se financió en 2018, según una portavoz del Cuerpo de Ingenieros en el sur de la Florida.

La mayor parte de presupuesto de US$ 158 millones del proyecto irá a Bal Harbour y Sunny Isles, y también se verterá arena en Surfside.

Fotos: Joe Raedle / AFP

Edición fotográfica: Fernanda Corbani