"Nos toman el pelo", dicen familiares de hombre atacado en Argentina

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, junio 2 (EL UNIVERSAL).- Un joven de 18 años, que estuvo prófugo por cinco meses tras golpear y dejar malherido en noviembre de 2021 al trabajador de una playa en Corrientes, Argetina, obtuvo arresto domiciliario y será monitoreado con una tobillera electrónica, pese a la oposición de la Fiscalía y de la querella, que pidieron que sea juzgado de manera inmediata.

Miriam Luna, abogada y exesposa del playero (como se llama a un trabajador en una playa), dijo a Telenueve Central que recibió la medida "con total indignación y muchísima tristeza" por sus hijas, a quienes ha "visto padecer durante estos seis meses y medio".

Florencia, una de las hijas de Arturo, expresó al canal de noticias IP que está "muy dolida" y "destruida", que no entienden "la decisión de la jueza" y que la "indigna" este desenlace.

Agostina, también hija del playero, mostró su indignación: "Estoy muy mal, mi familia está muy mal, parece que nos están tomando el pelo. Todavía no lo puedo creer, pensé que habíamos tenido un avance en cuanto a la justicia, y cómo se comportaba la justicia argentina, en casos de conocimiento público (...) quiero que sepan que mi papá sigue internado en la clínica", agregó a Radio Dos.

"Este pibe Carlos Manuel Andrés, que se rió de la justicia y de todos, con 18 años, anduvo paseando, por todos lados, y la jueza Carla Cavalliere, cambió de opinión, primero dijo una cosa y después otra, me da la sensación de decir ‘acá no hay justicia’, cualquiera tiene que sentir que a justicia los puede pelotudear por decisiones como estas", agregó la hija de López.

Radio Sudamericana recordó que se dijo que el joven agresor se encontraba escondido en una comunidad gitana de la localidad bonaerense de General Rodríguez, contradiciendo las versiones de su padre, quien había dicho a Télam que se hallaba oculto en Uruguay.

Esta versión fue desestimada por los investigadores, quienes aclararon que esas declaraciones tuvieron el objetivo de "despistar".

"Si no lo mató fue de casualidad"

Agostina narró: "Hace 15 días la jueza dice que era una postura ejemplar, y ahora lo manda a la casa, yo hoy me siento mal mental y físicamente, el estrés que tenemos hace meses y que ahora nos hagan esto ya no sabemos cómo tenemos que reaccionar", mencionó el diario El Litoral.

La familiar agregó: "Los argumentos que usa la defensa no tienen una base sólida, dicen que es menor, tiene miedo, frío, quiere estudiar, trabajar, es hijo de padres separados, estuvo 5 meses al pedo, prófugo y ahora quiere estudiar, lo hubiera pensado antes, pero hizo lo que quiso (...) Nosotras tenemos miedo, de que la justicia no haga nada, nosotras pensábamos que la justicia podía cambiar, pero no, no tienen en consideración que mi papá hace 6 meses está internado, que si no lo mató fue de casualidad", remarcó Agostina.

"No volvió a ser mi papá"

"Mientras el pibe va a estar en su casa, con todas las comodidades, mi papá sigue desde el 19 de noviembre en una clínica, no volvió a ser mi papá y no sé si va a volver a ser él, no sabemos cuánto tiempo falta, si se va a mejorar, yo no pierdo las esperanzas de que sea una recuperación completa", dijo la joven.

Tras la agresión, Agostina detalló que su papá "en un principio estuvo al borde de la muerte, en terapia intensiva, cuando estuvo un poco mejor, nos dijeron que fue un caso excepcional", y agregó: "Tiene problemas con el habla, el lenguaje, con la expresividad, hubo sí ciertos avances, el lado motriz no se vio casi afectado, todos los días estamos en la clínica, mi mamá es la abogada y nos modificó en todo, nuestra vida, mi hermana no puede volver a trabajar todavía, pasamos por un estrés diario por toda esta situación".

"Por un rayón en el auto"

Sobre el motivo de la agresión, que ocurrió en noviembre pasado en el barrio porteño de Monserrat, la joven declaró a IP Noticias en 2021: "Supuestamente se fueron a quejar por un rayón que había en el auto. Mi papá les dio la posibilidad de ver la cámara de seguridad. No existe motivo suficiente para esta salvajada. Considero que no es la primera vez que este chico pega una piña, es un violento que lo único que tenía ganas era de pegarle a alguien".

El fiscal y la querella insistieron con la imputación de "tentativa de homicidio" de López. Asimismo, se instó a un pronto juicio de responsabilidad penal juvenil contra el acusado, que es mayor de edad desde el 11 de mayo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.