Toma en Entre Ríos: "La ocupación tiene visos de legalidad, pero esto tiene muchas instancias aún", dijo el juez Flores

LA NACION
·3  min de lectura
Toma en Entre Ríos: "La ocupación tiene visos de legalidad, pero esto tiene muchas instancias aún", dijo el juez Flores
Fuente: LA NACION

El juez Raúl Flores, quien estuvo subrogando el juzgado de La Paz hasta hoy, aseguró que la ocupación de un campo de la familia Etchevehere por parte de militantes vinculados al dirigente kirchnerista Juan Grabois "tiene visos de legalidad".

Flores, quien había rechazado el viernes pasado un pedido de desalojo del campo, fue apartado del expediente tras ser recusado por la familia querellante. Ahora se deberá sortear un nuevo magistrado.

El juez explicó que tomó la medida "porque la sucesión no está concluida" y porque "las partes exhibieron una asamblea en la que a la hermana le corresponden 129 hectáreas".

"La medida cautelar del desalojo fue rechazada porque incluso la querella presentó una asamblea del año 2018 en la que los hermanos se reparten unos bienes, y le ceden a la hermana (Dolores Etchevehere) 129 hectáreas del campo donde ahora ella está instalada", explicó, en diálogo con Radio La Red.

El juez Flores indicó que el magistrado a cargo de la sucesión familiar, Martín Furman, dijo que "la sucesión no había sido concluida". "Se había aprobado un inventario parcial de 23 inmuebles y se había acreditado la titularidad de algunos de ellos, pero en el caso de Casa Nueva (el campo en litigio) el título nunca fue presentado por los señores Etchevehere", afirmó el magistrado.

Caso Etchevehere: concedieron una apelación y un nuevo juez decidirá sobre la toma del campo

El viernes pasado, el juez Flores rechazó el pedido de desalojo e instó a que se busque una solución consensuada y pacífica. El exministro Luis Miguel Etchevehere acusa a su hermana, Dolores Etchevehere, y un grupo de 40 personas de haber tomado ilegalmente el establecimiento rural Casa Nueva para comenzar a desarrollar el denominado Proyecto Artigas, un emprendimiento productivo agroecológico impulsado por Grabois.

"Los recaudos de verosimilitud que precisa una medida cautelar no estaba dada, porque ella (por Dolores) justificaba la adjudicación de una parte de esos bienes. La ocupación tiene visos de legalidad, pero esto tiene muchas instancias aún", apuntó Flores.

Según el juez, la sucesión quedó irresuelta. "El doctor Furman, que es un colega civil y comercial de la Ciudad de Paraná, es quien debe hablar sobre el estado de la sucesión. Él dice claramente que la sucesión nunca había sido concluida y que se había aprobado un inventario parcial de veintitrés inmuebles, de los que solamente se había acreditado la titularidad de algunos de ellos", agregó Flores.

Y advirtió: "Si las partes no hubiesen traído la prueba, Dolores Etchevehere hubiera sido desalojada. Yo actué con las pruebas que trajeron las partes".

Flores justificó su decisión de rechazar el pedido de desalojo del campo al considerar que la ocupación "tiene visos de legalidad". "Me limité a lo que había de discusión entre las partes con esa cautelar", sostuvo.

Banderazo

Cientos de productores agropecuarios se reunieron ayer bajo la lluvia en Santa Elena, Entre Ríos, para expresar su respaldo al exministro Etchevehere en el enfrentamiento que mantiene con el gobierno nacional por la ocupación de un campo de su familia.

"No les tenemos miedo ni a Grabois ni a Cristina Kirchner", dijo Etchevehere.

En paralelo, productores de las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe se declararon en "alerta y movilización" y advirtieron que llevarán adelante cortes de rutas en 20 lugares del país si no se revierte la ocupación.

"El Poder Ejecutivo, en lugar de buscar apaciguar un conflicto que escala, adoptó una posición ambigua y por momentos parcial, enviando funcionarios públicos a solidarizarse con ocupantes", sostuvo ayer la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias, en referencia al conflicto.