Sigue la toma del gremio de neumáticos en el Ministerio de Trabajo: los motivos de la protesta y el reclamo por lo que se cobra la hora

·3  min de lectura
Miembros del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino Sutna, que nuclea a los trabajadores del sector mantienen tomado un piso de la sede el Ministerio de Trabajo, de la Av Callao, mientras otros trabajadores permanecen en la puerta cortando parcialmente la avenida.
Miembros de Sutna mantienen tomado un piso de la sede el Ministerio de Trabajo, mientras otros trabajadores permanecen en la puerta cortando parcialmente la avenida - Créditos: @Gustavo Amarelle / Télam

En el segundo día de toma en el Ministerio de Trabajo, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna), Alejandro Crespo, defendió la medida de fuerza que se lleva a cabo en uno de los pisos del edificio y ahondó sobre los motivos que derivaron en esta situación. En declaraciones radiales, se quejó por la falta de respuesta por parte de las empresas y aseguró que el salario de los trabajadores del sector “está prácticamente en la línea de pobreza”.

En diálogo con La 990, el sindicalista observó respecto del escenario al que se llegó: “Es algo insólito. No lo vi nunca como trabajador ni como dirigente gremial. Tuvimos 20 audiencias en las que las empresas reiteraron la misma propuesta -la primera propuesta una vez vencida la conciliación obligatoria y rechazada por los trabajadores-, sin mover una coma durante cuatro meses. Y en el día de ayer sucedió ya un hecho escandaloso”.

Con relación al último acontecimiento, detalló: “Delante del Ministerio de Trabajo y sus autoridades y del Ministerio de Producción, que se encontraba presente, las empresas decidieron empezar una nueva paritaria, dejar de lado la anterior, cerrarla por un método dictatorial y ofrecer 38% de aumento salarial para todo el período 2022-2023″.

De acuerdo con Crespo, lo ocurrido provocó el “enojo” de los trabajadores del sector, que paralizaron todas las plantas y se movilizaron hasta Callao al 100. A continuación, agregó respecto de la toma en el ministerio: “Nosotros hemos mantenido la representación gremial dentro de la sala de negociación porque tenemos que defender la paritaria. Esto está en juego en un año de tanta inflación. Que se trate de destruir las paritarias sería un hecho realmente muy peligroso para el país”.

A lo largo del conflicto que escaló durante los últimos meses, el gremialista aseguró que “el Ministerio de Trabajo lo único que hizo fue estar cuarto intermedio tras cuarto intermedio”. Tras ello, apuntó contra los empresarios y sostuvo que la alta rentabilidad de la que gozan no se ve reflejada en los salarios de los trabajadores.

“Recordemos que desde mayo para acá les han dado a las empresas los dólares a precio oficial para que compren materia prima. Ellos llenaron de materia prima los depósitos y ahora mantienen un conflicto con los trabajadores por un pedido paritario cuando la mano de obra es de $1000 pesos por cubierta y se venden entre $70.000 y $100.000 las cubiertas medianas; mientras que las de tractor, a cerca de 1 millón de pesos”, enfatizó.

Para graficar su cuestionamiento, contó que en la fábrica de la compañía Pirelli “al personal calificado que tiene que armar la cubierta le pagan $475 la hora” y añadió que un sueldo promedio entre dicha empresa, Bridgestone y Fate -con todos los adicionales- es de $120.000 de bolsillo, por lo que el trabajador termina haciendo extras para cubrir las necesidades de la familia”.

Finalmente, cuando le preguntaron sobre la duración de la medida de fuerza, que incluye un corte parcial de la avenida Callao, se limitó a decir: “Yo creo que estos conflictos, así como son graves, se tienen que resolver rápidamente. Las empresas tienen la capacidad para ganar mucho dinero y los trabajadores queremos estar en nuestro lugar de trabajo con un salario digno”. Tras ello insistió: “El salario está prácticamente en la línea de pobreza”.