"Toma el dinero y vete", trabajadores de fábrica iPhone en China aceptan oferta para irse tras protestas

Tras las violentas manifestaciones de los trabajadores esta semana, la mayor fábrica de iPhone en el mundo, en China, propone dinero a sus asalariados descontentos para que se vayan inmediatamente.

La indignación estalló el miércoles en la planta industrial de Zhengzhou, en el centro de China. Enfadados por no haber recibido las primas prometidas por quedarse a trabajar en la fábrica, confinada desde octubre por un brote de covid-19, los trabajadores se enfrentaron a las fuerzas de seguridad.

La usina, propiedad del grupo taiwanés Foxconn, principal subcontratista del gigante estadounidense Apple, emplea a más de 200.000 personas, la mayoría de las cuales residen en el lugar, en dormitorios.

"De repente, los contratos cambiaron y todo el mundo estaba descontento", explica a la AFP una trabajadora, que requirió el anonimato.

"Como los anteriores incidentes con Foxconn hicieron que nadie confiara, estallaron las manifestaciones", dice.

Desde la aparición de los primeros casos de covid-19 en la fábrica, Foxconn solo ha tenido una obsesión: mantener la producción de iPhone prevista, de cara a las fiestas de fin de año.

Esto le llevó a confinar las instalaciones, en condiciones que los trabajadores denunciaron como "caóticas".

Muchos de los empleados se fueron y la firma tuvo que encontrar a más personal, al que atrajo con jugosas primas.

Pero parece que la empresa dio marcha atrás.

El jueves, en testimonios en redes sociales, varios empleados decían haber recibido primas de 10.000 yuanes (1.400 dólares) a cambio de poner fin a su contrato y de irse inmediatamente.

En algunos de estos video compartidos se pueden ver en el fondo numerosos autobuses aparcados en el exterior de los dormitorios.

"Todo el mundo tuvo su dinero y está a punto de partir", según la empleada contactada por la AFP.

"Estoy más bien contenta", dice. "No se puede pedir demasiado".

- "Error técnico" -

Foxconn, que se disculpó el jueves, parece que también quiere indemnizar a los que fueron golpeados por la policía en las protestas, en las que hubo decenas de heridos.

Un empleado explicó a la AFP que sus compañeros heridos habían recibido una prima adicional de 500 yuanes (70 dólares).

La empresa, contactada por la AFP, no quiso pronunciarse sobre el tema.

Según pantallazos de un anuncio oficial de Foxconn que circulaban el jueves en las redes sociales, la firma prometía a los trabajadores que querían irse 10.000 yuanes para cubrir su sueldos, los gastos de transporte y de cuarentena.

El anuncio precisaba que recibirían primero 8.000 yuanes, y luego los 2.000 restantes en el momento de subir al autobús.

Según dijo un empleado a la AFP, las manifestaciones empezaron cuando los nuevos trabajadores, que habían firmado un contrato para tener 3.000 yuanes (420 dólares) de primas por 30 días, vieron que la cifra se reducía a 30 yuanes.

Foxconn aseguró el jueves que se trataba de un "error técnico" en su sistema de pagos y que iba a ser reparado.

En la fábrica, las protestas cesaron, declaró un trabajador a la AFP. "Todos los nuevos empleados debieron partir, ahora todo está normal", según él.

Un video publicado el jueves en la plataforma Kuaishou muestra a cientos de empleados esperando poder salir de las zonas de los dormitorios, con sus maletas.

"Toma el dinero y regresa a casa", dice la leyenda de este video, acompañado de un emoji que sonríe.

lxc-oho/es/pc