Tom Brady, el hombre que nació para ser uno de los mejores atletas de la historia

Scott McDonald
·6  min de lectura

TOM BRADY es un nombre familiar. Sin duda. Las personas que no saben mucho de deportes lo identifican como un jugador de futbol americano. Y las personas que ni siquiera ven las noticias saben que es uno de los mejores atletas del momento.

En los últimos años, quienes lo siguen de cerca se han reñido verbalmente sobre si ha sido uno de los mejores mariscales de campo en la historia del futbol americano. Su nombre a menudo se compara con Montana, Elway y Marino.

Después de su victoria del domingo por la noche, Brady ha ganado más Super Bowl que todos esos muchachos juntos. Para poner en perspectiva su destreza, aquí hay algunos datos.

Terry Bradshaw fue el primer mariscal de campo en ganar cuatro Super Bowls y Joe Montana fue el siguiente. Brady tiene más premios de jugador más valioso del Super Bowl (5), ha ganado siete tazones y el del domingo por la noche fue quizás el más impresionante.

También lee: Mis momentos favoritos de Tom Brady, el mariscal de décadas grandiosas

El californiano se fue con los Bucaneros de Tampa Bay, considerados una franquicia perdedora. Los críticos se debatían respecto a si los Patriotas de Nueva Inglaterra, su equipo previo, eran buenos gracias a Brady o al entrenador en jefe, Bill Belichick. Resulta que los Patriotas perdieron los playoffs este año (con Belichick), mientras que los Bucaneros levantaron el Trofeo Lombardi con Brady.

Tom ha jugado en 46 juegos de postemporada y tiene marca de 34 ganadas en ese lapso. Además, está cerca de los récords de pases de la temporada regular. Incluso los grandes mariscales de campo lo apodan el GOAT, “Great Of All Times”, o el más grande de todos los tiempos.

Es hora de registrar el nombre de Brady entre los mejores atletas de la historia del deporte. Eso significa ponerlo en el salón de las grandes leyendas como Michael Jordan, Michael Phelps, Babe Ruth, Wayne Gretzky, Muhammed Ali y Jesse Owens.

Tampoco es perfecto. Solo ha ganado diez de los 14 campeonatos de conferencia que ha jugado. Y solo ganó siete de los diez supertazones que han jugados sus equipos. En la victoria por 31-9 sobre los Jefes de Kansas City del domingo por la noche, en la edición LV del Super Bowl, también tuvo errores en el campo. Logró 21 de 29 pases para llegar a 201 yardas.

No te pierdas: Los estadios olímpicos más grandiosos de todos los tiempos

También perdió cinco juegos durante la temporada regular y una carrera de playoffs que parecía estar en peligro cuando los Bucaneros comenzaron la temporada con un récord de 7-5.

Sin embargo, en sus tiempos, Jordan tampoco fue perfecto —excepto en las finales de la NBA, donde acertó 6 de 6—. El emblemático basquetbolista ganó seis títulos de la NBA. Brady tiene ya siete títulos de Super Bowl.

Wayne Douglas Gretzky jugó en la National Hockey League (NHL) durante 20 años y siempre será conocido como el “Grande”. El canadiense ganó solo cuatro títulos de la Copa Stanley en ese lapso y perdió en la final dos veces. Gretzky tuvo 4-2 en las finales de la Copa Stanley, mientras que la marca de Brady es de 7-3 en Super Bowls.

Otro ejemplo. Muhammed Ali tuvo marca de 56-5 en su carrera y es considerado el mejor boxeador que jamás haya existido. ESPN lo nombró el mejor atleta del siglo XX. Ali fue mucho más brillante y luminoso durante la primera parte de su carrera, mientras que Brady ha mejorado con la edad.

BRADY DEJÓ UNA ORGANIZACIÓN GANADORA

En el beisbol, Babe Ruth fue conocido durante mucho tiempo como el rey de los jonrones. Jugó 22 años de manera profesional y se retiró con 714 jonrones, pero también tuvo 1,330 ponches en su carrera, liderando todas las Grandes Ligas en cinco ocasiones diferentes en esa categoría. Ruth ganó siete títulos de Serie Mundial y perdió tres veces. Su récord es 7-3, al igual que Brady.

Tom Brady dejó una organización ganadora que ayudó a construir y se fue a una franquicia perdedora al comienzo de una pandemia. Aunque no tuvieron entrenamiento de pretemporada ni juegos de pretemporada para aprender la ofensiva, Brady y los Bucaneros tuvieron marca de 11-5 en la temporada regular y tenían un largo camino para llegar al Super Bowl.

Los Bucaneros, liderados por Brady, salieron de gira para vencer a Washington en la ronda de comodines. Fue entonces cuando se puso más difícil, pero Brady no se movió. Fueron a Nueva Orleans y vencieron a los Saints liderados por Drew Brees. Luego fueron a Green Bay y vencieron a los Packers liderados por Aaron Rodgers. Los Bucaneross regresaron a casa, con la frente en alto, para convertirse en el primer equipo en jugar un Super Bowl en su estadio local.

Patrick Mahomes y los Jefes de Kansas City fueron ungidos para ser el siguiente mejor equipo, en la más reciente edición del supertazón. Este era el juego en el que Mahomes iba a superar a Brady como el próximo GOAT.

Te interesa: La vida y los negocios según la filosofía de Kobe Bryant

El domingo por la noche, Brady lanzó tres touchdowns, mientras que Mahomes tuvo cero touchdowns y dos intercepciones. Brady tuvo tantos pases de touchdown como los Jefes tuvieron goles de campo, que es la única forma en que estos anotaron.

Sin embargo, el americano no se gana con el atleta más fuerte y más rápido. Como mariscal de campo de la NFL, también hay que saber ganar con inteligencia. Brady es un atleta inteligente. Ha superado a Peyton Manning en más de una ocasión, ha superado a las defensas de la AFC en su carrera y ha superado a los mariscales de campo de la NFC. Ahora, ha superado a la siguiente mejor opción que amenaza cualquiera de sus registros.

El Brady del domingo por la noche fue como si Michael Jordan venciera a James LeBron. Fue Gretzky venciendo a Mario Lemieux. Fue Ruth quien tomó la decisión. Fue Jesse Owens ganando cuatro medallas de oro frente a Hitler en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Fue Michael Phelps rompiendo todos los récords olímpicos inalcanzables de natación. Fue Usain Bolt pavoneándose hacia la línea de meta.

También lee: Hacer ejercicio durante la pandemia de COVID-19, ¿debemos usar cubrebocas?

El domingo por la noche, Brady tuvo su mayor margen de victoria en un Super Bowl. Ganó ese juego sobre Mahomes, una estrella en ascenso que brilla más en los grandes juegos. Sin embargo, Brady ganó un juego que nadie le dio la oportunidad de ganar y dio una cátedra al levantar el Trofeo Lombardi.

“Regresaremos por más”, dijo Brady a la multitud local.

Aunque Brady nunca gane otro campeonato o incluso no vuelva al gran juego, dejará huella por haber sido un jugador suplente, desconocido, y sin brilló en el futbol americano colegial que logró convertirse en el mejor jugador de la historia. Ahora su nombre estará entre los mejores de la historia del deporte. N

—∞—

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek