Tomás Zerón huyó de México; lo busca la Interpol por el caso Ayotzinapa

Redacción Animal Político

Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, huyó del país y enfrenta una orden de aprehensión, anunció este martes la Fiscalía General de la República (FGR)

En videoconferencia de prensa, el fiscal general, Alejadro Gertz Manero, dijo que hay ficha roja de Interpol para localizarlo y extraditarlo.

Lee: Tomás Zerón: El espía fallido de Enrique Peña Nieto

El exdirector de la AIC, es acusado por la FGR por tortura y una serie de irregularidades en el caso de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa.

Gertz Manero dijo que Fiscalía General de la República solicitó ante un Juez de Distrito de Procesos Penales Federales, 46 órdenes de aprehensión en contra de servidores públicos de diversos municipios del Estado de Guerrero.

A todos ellos se les acusa por los delitos de desaparición forzada y por delincuencia organizada.

Hace unos días, Zerón solicitó un amparo para no ser detenido por estos hechos y consiguió un recurso legal con el que pretendía conocer la cronología del desarrollo de las audiencias en las que se otorgó la orden de aprehensión y las pruebas en su contra.

Lee: Tomás Zerón solicita amparo para no ser detenido por delitos relacionados con el caso Ayotzinapa

Además de las acusaciones por parte de la FGR, Zerón fue señalado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de haber plantado evidencia, misma que conduciría a establecer la “verdad histórica” del gobierno mexicano sobre lo ocurrido el 26 de septiembre de 2014 con los jóvenes normalistas.

De acuerdo con el fiscal, los acusados no habían sido ni investigados, ni judicializados, en las diligencias hechas por la extinta Procuraduría General de la República.

El fiscal señaló que estas acciones se suman a la reciente detención de José Ángel “N”, alías “El Mochomo”, líder del grupo criminal Guerreros Unidos y que estaría relacionado con la desaparición de los 43 normalistas.

Investigación con inconsistencias

En una cronología de las investigaciones en torno al caso, el fiscal hizo notar cómo el trabajo de la administración anterior impidió el esclarecimiento de los hechos.

Gertz Manero comentó que en septiembre de 2014, la entonces PGR puso en libertad a varios funcionarios involucrados en el caso por “las inconsistencia y parcialidad de las acusaciones”.

El fiscal explicó que las autoridades “omitieron señalar todas las violaciones que estos individuos cometieron durante su intervención en el caso”.

Algunas de las violaciones omitidas fueron: detención arbitraria, tortura, vulneración de los derechos de la defensa, y las violaciones al procedimiento.

Según Gertz Manero, también se ocultaron pruebas que habrían permitido conocer, de manera fehaciente, el destino de las víctimas.

Señaló que para 2019, a través de la Fiscalía Especial en materia de Derechos Humanos, así como de la Fiscalía Especial para el caso Ayotzinapa, se iniciaron nuevas investigaciones por diversos delitos que ni siquiera habían sido tramitados, como la desaparición forzada y delincuencia organizada.

El fiscal aseguró que todas las diligencias realizadas en la presente administración han permitido establecer la cronología de lo sucedido, así como la participación de quienes cometieron esos delitos.

Incluso habló sobre algunos restos humanos encontrados recientemente, mismos que ya fueron enviados a la Universidad de Innsbruck, para su identificación.

“A finales de esta semana esperamos poder judicializar a otros funcionarios de diversos niveles; así como dar mayor información sobre los restos humanos”.

Gertz Manero adelantó que en cuanto sea posible, el fiscal del caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, ofrecerá un informe detallado sobre los avances de la investigación.