Tokio pide a residentes que se queden en casa ante repuntes

Associated Press
·3  min de lectura
Vendedores elevan la voz para llamar la atención de los compradores en una calle comercial en Tokio, el 31 de diciembre de 2020. (AP Foto/Hiro Komae)

TOKIO (AP) — Tokio registraba un aumento récord en la cifra diaria de nuevos casos de coronavirus, y la gobernadora de la capital japonesa suplicó a la población que se quede en casa.

“El coronavirus no entiende de Fin de Año ni de vacaciones de Año Nuevo", dijo la gobernadora, Yuriko Koike, a reporteros.

La dirigente pidió evitar las fiestas de año nuevo y expresó su preocupación por las tiendas atestadas de compradores.

“Por favor, pasen un Año Nuevo tranquilo con su familia y quédense en casa", señaló empleando el inglés para la última parte de la frase, "stay home”.

Las últimas cifras muestran que Tokio registró 1.300 nuevas infecciones, agregó. El anterior récord diario de contagios en la capital era de 949 personas y se alcanzó el pasado sábado.

Se espera que la llegada de la vacuna al país ocurra meses después de que se empezara a administrar en Estados Unidos y partes de Europa.

En Japón no ha habido cuarentena, solo peticiones de guardar la distancia social y llevar mascarilla, mientras el gobierno trata de equilibrar el impulso a la actividad económica con la contención por los riesgos sanitarios.

Desde el inicio de la pandemia, Japón ha registrado más de 230.000 casos de COVID-19 y más de 3.000 decesos, de los que 65 ocurrieron el miércoles, explicó el Ministerio de Salud el jueves.

La campaña gubernamental que ofrecía descuentos para viajar se canceló tras el repunte de los contagios.

Por su parte, Corea del Sur ha aplicado sus medidas de distanciamiento social más estrictas hasta la fecha en las instituciones penitenciarias luego de un aumento de los casos de coronavirus en una prisión de Seúl. El Ministerio de Justicia dijo que 918 personas — 897 reos y 21 trabajadores — del Centro de Detención Dongbu de Seúl dieron positivo coronavirus desde el contagio de uno de los responsables de las instalaciones el 27 de noviembre. Uno de los presos murió.

El país lucha por contener un repunte del virus ligado a varios focos de contagio. Antes el jueves, el país reportó 967 nuevas infecciones que elevaron el total nacional a 60.740, con 900 fallecidos.

Los reguladores sanitarios chinos aprobaron el uso de una vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica estatal Sinopharm como la primera para uso general en el país. La autorización coincide con una campaña para inmunizar a 50 millones de personas antes de la celebración del Año Nuevo Lunar en febrero. El laboratorio había anunciado antes que la vacuna tenía una efectividad del 79,3%.

Las celebraciones de Nochevieja serán atípicas este año. Las restricciones por la pandemia limitan que se formen multitudes en muchos lugares para despedir un año que muchos prefieren olvidar. Australia es uno de los primeros países del mundo en recibir el nuevo año. Allí, un millón de personas solía atestar el puerto de Sydney para ver los tradicionales fuegos artificiales anuales en el Sydney Harbor Bridge. Pero este año, las autoridades están aconsejando a los asistentes que se queden en casa y los vean por televisión.

En Nueva Zelanda, Taiwán y otros lugares que han tenido éxito en su lucha contra el virus, las fiestas para celebrar el año nuevo se celebrarán con normalidad.