Tokio exigirá pruebas de Covid-19 a los pasajeros procedentes de China

© Eugene Hoshiko / AP

Japón exigirá a todos los viajeros procedentes de China continental que den negativo en la prueba del Covid-19, debido a la rápida propagación del virus en el país. Los visitantes chinos que den positivo tendrán que permanecer confinados durante siete días.

Con Frédéric Charles, corresponsal de RFI en Tokio

Estas nuevas medidas, que entrarán en vigor en Japón a medianoche del 30 de diciembre, son una reacción al fin de la estrategia china de "Covid cero". China reabrirá sus fronteras el 8 de enero de 2023.

Los visitantes de China serán los únicos que deberán someterse automáticamente a la prueba Covid a su llegada a Japón. También se limitará el número de vuelos a Japón desde China continental.

El Primer Ministro japonés, Fumio Kishida, justifica estas medidas por la dificultad de establecer la evolución precisa de la pandemia en China. "Esto es motivo de preocupación en Japón", afirmó. En un momento bajo en los sondeos de opinión, Fumio Kishida también sabe que, en un país enfrentado a China, que teme cualquier aumento de las infecciones portadas por visitantes extranjeros, es poco probable que tales medidas le hagan perder aún más popularidad.

Necesidad de turistas chinos

Tras dos años y medio de cierre hermético, también Japón ha reabierto sus fronteras a los turistas en octubre de 2022, previa prueba de vacunación o un test negativo antes de la salida.

Esta exigencia de pruebas PCR a los visitantes procedentes de China retrasará el regreso masivo de turistas chinos al archipiélago, que es crucial para el sector turístico japonés. En 2019, uno de cada tres turistas extranjeros que entraron en Japón procedía de China. De hecho, Japón necesita el gasto de los turistas chinos para sostener su consumo interno.


Leer más sobre RFI Español

Leer tambien:
Hospitales de Pekín desbordados por el aumento de casos de Covid-19
Covid en China: el nuevo lema es 'Cada uno debe cuidar de su propia salud'
China reabre sus fronteras tras tres años de férreas restricciones por el covid-19