"Tokio" debuta como rescatista y recupera un cuerpo tras sismo

·2  min de lectura

MANZANILLO, Col., septiembre 21 (EL UNIVERSAL).- "Tokio" es una perra pastor belga que fue donada a los cuerpos de auxilio, cuando apenas tenía dos meses de nacida, para ser adiestrada en labores de búsqueda y rescate de la Unidad de Binomio Canino.

Actualmente, este ejemplar tiene un año con 8 meses, de los cuales un año con 4 meses han sido de entrenamiento, contó Juan Francisco Quiles Robles, director de Protección Civil y Bomberos de Manzanillo.

Juan Francisco Quiles afirmó que la labor de Tokio fue muy importante para el hallazgo y rescate del cuerpo de una de las víctimas fallecidas en el sismo del pasado lunes. Platicó que la primera intervención de Tokio fue en estas labores de búsqueda y rescate, y su efectividad quedó demostrada al reducir el área de búsqueda del cuerpo.

Dijo que, en esta ocasión, su labor se realizó entre los escombros de un gimnasio que colapsó en la plaza comercial Punta Bella, donde quedó sepultado un hombre de 45 años.

Explicó que "la intención de utilizar un binomio canino, a Tokio, en este caso, era disminuir el área de trabajo. Toda la superficie que se tenía, iba a ser un poco laborioso por la cantidad de material que se encontraba, la inestabilidad que se tenía en el edificio, posterior al sismo, y la finalidad era agilizar un poco los puntos o las áreas de trabajo".

Quiles Robles mencionó que para la búsqueda de la víctima se aplicó primero el método, sin el binomio canino, de "llama y escucha", por si la víctima estaba con vida.

"Ya posterior se hizo el análisis de la superficie y se determinó que sí era viable trabajar, obviamente no cargando cierta cantidad más de peso a la estructura; para reducir el espacio de trabajo, por la misma inestabilidad que se tenía, se determinó utilizar un binomio canino, a Tokio".

Contó que la superficie colapsada era de aproximadamente 600 metros cuadrados, y la labor de Tokio permitió reducir la búsqueda a un área de 90 metros cuadrados. "Que es donde se concentraron las labores de remoción de escombros y penetración. Posteriormente ya se encontró el cuerpo", recordó.

Así que, para toda la unidad de Protección Civil de Manzanillo, para la población y para las autoridades, Tokio se convirtió en un ejemplar de suma importancia para la búsqueda y rescate del cuerpo de un profesionista, después de ocho horas de labores.

Rafael Caent era uno de los principales socios de la radiodifusora Radio Turquesa y una de las dos víctimas que fallecieron en Manzanillo durante el sismo de 7.7 grados Richter que el pasado 19 de septiembre cimbró al municipio.