Con un contrato de 350 millones de dólares por 10 combates, cualquiera quiere pelear con 'Canelo'

Saúl Álvarez. / Photo by Ethan Miller/Getty Images

El fin de semana de la celebración de Día de Muertos en México dejó secuelas en cuanto a deportes profesionales de contacto se refiere.

Por una parte el boxeador mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez superó sus marcas y acumuló cuatro campeonatos mundiales en su carrera tras vencer al ruso Kovalev en las Vegas, Nevada. Mientras que por otra, el cubano Jorge Masvidal, ganó el título BMF de la UFC 244 al ganarle a Nate Díaz por KO en el tercer round, la misma noche de la pelea del mexicano.

LEER | El gato negro que enloqueció al público que seguía el Cowboys vs Giants

Después de ambos combates la sobremesa la acaparó Masvidal, reconocido por sus brutales victorias y la forma violenta con la que se deshace de sus oponentes. Al final, la UFC tiene otras reglas, se exalta la violencia, el golpe bruto más que una técnica. Las peleas de UFC deben ser breves para proteger a los protagonistas, quienes muchas veces sufren graves secuelas a corto plazo.

El boxeo no se queda atrás en cuanto a los daños sufridos por sus participantes, pero sus reglas se han modificado a lo largo de décadas para hacerlo un espectáculo menos violento y agresivo para los televidentes.

Jorge Masvidal y to Dwayne "The Rock" Johnson. / Foto: AP

Las dos disciplinas marciales tienen sus singulares características que las hacen muy distintas entre sí, hasta en las bolsas de dinero que se manejan en eventos de box y UFC.

Jorge Masvidal se enfrentó a Nate Díaz y entre ambos se repartieron una bolsa de 1.04 millones de dólares. Lo que ganó Saúl Álvarez él solo, es astronómicamente superior a lo que repartió la pelea estelar de UFC y que retrasó por casi una hora la del mexicano: 35 millones de dólares.

La agresividad de Masvidal es el reflejo de la esencia de la UFC, pero que no los aleja del dinero. La brutalidad no está peleada con los lujos y placeres que ofrecen los millones de dólares y el cubano lo sabe.

LEER | El nocaut más rápido e impactante en la UFC que catapultó a Masvidal a la fama

Su estilo bravucón no puede ser de otra naturaleza al ‘invitar’ a ‘Canelo’ a una próxima pelea. Sus salidas al octágono en este 2019 antes de enfrentar a Díaz terminaron con un nocaut récord de cinco segundos sobre Ben Askren y un brutal nocaut de Darren Till aplicado en el segundo asalto, más la de la noche de Día de Muertos, hacen a Masvidal autoelevarse a un nivel que evidencia su desconocimiento sobre técnica y movimiento del boxeo por el simple hecho de destrozar a sus rivales.

"Puedo boxear y quiero romperle la cara de Canelo", dijo el popular luchador de artes marciales mixtas después de su victoria. "Puedo boxear, moverme, trabajar en diferentes ángulos, y tengo ganas de pelear con él. Tal vez sea una señal de que luché hoy y él también lo hizo, pero quiero tener la oportunidad de subir al ring con él".

Contrario a lo que uno puede pensar, ‘Canelo’ no estaría negado a pelear con Masvidal. "Para mí, no es un desafío pelear con un luchador de UFC, pero (lo haría) si representa un buen negocio", dijo Canelo a TUDN . "No presentan (los luchadores de la UFC) un desafío ni un riesgo, porque los estilos y la forma de pelear son muy diferentes. Es como si estuvieras peleando con un luchador callejero".

No sería la primera vez que un luchador de la UFC prueba suerte en un cuadrilátero. Conor McGregor el más reciente, pero antes que él estuvieron entre los más memorables por sus trágicos desenlaces, Timothy Edward Lee Hague, quien murió en un hospital tras enfrentar a Adam Braidwood. Y Mike Perry, quien también subió al cuadrilátero y perdió por KO ante Kenneth McNeil, tardó más en caer a la lona que en regresar a la UFC.

Pelear contra ‘Canelo’ es una fórmula que asegura como resultado incrementar la cuenta bancaria en millones de dólares. Todos, Masvidal, McGregor, tú quien amablemente lees estas líneas, yo quien las escribe, lo sabemos y muchos no les importaría salir noqueados, desmayados y humillados a nivel nacional si los millones lo ameritan.

‘Canelo’ firmó un contrato de 360 millones de dólares por 10 peleas con DAZN, cantidad suficiente que sirvió de analgésico si es que tuvo una molestia al ver que su compromiso con Kovalev se retrasaba por la pelea estelar de UFC de Masvidal. Así se controla cualquier malestar.