Tlajomulco y Guadalajara, donde más cuerpos abandonan en Jalisco

Guadalajara, 19 Mar (Notimex).- Tlajomulco de Zúñiga y Guadalajara son los municipios de Jalisco con más hallazgo de cuerpos abandonados y con huellas de violencia, de acuerdo con una investigación de académicos de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Con base en notas periodísticas recopiladas en 2018, los investigadores del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, contabilizaron 567 casos de cuerpos abandonados en calles de la Zona Metropolitana de Guadalajara, en comparación con los 988 asesinatos donde se conocieron las circunstancias del hecho.

“Quiere decir que más de un tercio de los asesinatos que ocurren en Guadalajara, apenas conocemos el lugar donde se halló el cuerpo, no dónde se hizo la agresión”, explicó en conferencia Guillermo Julián González Pérez, uno de los autores de la investigación.

Agregó que Tlajomulco de Zúñiga es el municipio donde más cuerpos fueron localizados, con 156, una cantidad mayor a los 102 asesinatos de los que se supo dónde ocurrieron, en tanto, Guadalajara contabilizó 113 cuerpos en comparación con los 387 homicidios.

“El 50 po ciento de los homicidios que se cometieron en Tlajomulco fueron sustancialmente cadáveres que se hallaron en el municipio, aunque no se sabe si hay se cometió en este municipio”, destacó el investigador.

Antonio Reyna Sevilla señaló en su mayoría, los cuerpos localizados se encontraban al interior de vehículos, además de la vía pública, zonas despobladas, dentro de viviendas y enterrados en fosas clandestinas y todos mostraban huellas de violencia, desde impactos de bala hasta mutilaciones.

Agregó que la zona de concentración de hallazgos abarca una extensión de 12 kilómetros, que involucra a San Pedro Tlaquepaque, el norte de Guadalajara, el poniente de Tonalá, El Salto y Tlajomulco de Zúñiga.

Los investigadores elaboraron mapas de incidencia, los cuales sugieren zonas críticas, la mayoría ubicadas en límites municipales.

En Guadalajara la mayor parte de los cuerpos se ha localizado en cinco colonias (Santa Elena Alcalde, Santa Elena Estadio, Santa Elena de la Cruz, Rancho Nuevo y San Elías, en Guadalajara) y dos en Tonalá (Lomas de la Soledad y 20 de Noviembre).

En tanto, Tlajomulco tiene 10 colonias donde persiste la problemática, entre ellas Chulavista, Lomas del Mirador, Villa Fontana Aqua, Santa Cruz del Valle, Cumbres, Colinas del Roble, Colinas del Bosque, Los Encinos, Centro y Senderos Real.

El hallazgo de cadáveres se realiza en el 12.8% de las mil 900 colonias que hay en la Zona Metropolitana de Guadalajara, las cuales tienen en común altos niveles de marginación.

“No quiere decir que ahí ocurran los eventos, sino que hay condiciones para que ocurran los eventos. Hay áreas de la periferia de la ciudad, que son más marginadas, donde se depositan estos cuerpos con la idea de que las condiciones que las rodean, no permiten que se puedan encontrar”, destacó Guillermo Julián González Pérez.

Detalló que la falta de alumbrado y la existencia de terrenos baldíos y casas abandonadas son aprovechados por quienes depositan cadáveres, lo que representa un reto para los gobiernos municipales para evitar esta problemática que aún sigue vigente, lamentaron los investigadores.

NTX/FDG

-Fin de Nota-

 

NTX/FDG/GVG