Tiroteo en Tulsa: Todo lo que sabemos sobre el tirador del hospital

·4  min de lectura

Se dio un tiroteo masivo en las instalaciones de un hospital en Tulsa después de una serie de horribles tiroteos en Texas y Búfalo que provocaron una devastadora pérdida de vidas.

Cinco personas, incluido el tirador, se confirmaron muertas en el centro médico en Tulsa, Oklahoma el miércoles.

Richard Meulenberg, capitán del TPD (Departamento de Policía de Tulsa), lo describió como una “escena catastrófica”. Añadió que encontraron a varias personas heridas al llegar al Natalie Medical Building, una parte del extenso campus del hospital Saint Francis en el sureste de Tulsa.

Lo que sabemos sobre el tirador

El jefe de policía del TPD, Wendell Franklin, identificó al presunto tirador como Michael Louis, de quien creen que también murió de heridas autoinfligidas. Era un paciente en la clínica médica de Tulsa e ingresó en el centro médico el 19 de mayo para una cirugía de espalda y llamó varias veces después para quejarse de dolor y buscó “tratamiento adicional”.

“Ahora sabemos, gracias a la ayuda de nuestra ATF [Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EE.UU.] y nuestro rastreo de armas, que el 1 de junio a las 2:00 pm compró un rifle semiautomático en una armería local”, añadió Franklin. Esa arma de fuego era un rifle AR-15, agregó. También, el hombre compró una pistola semiautomática el 29 de mayo en una casa de empeño local, comentó el jefe de policía.

Murió a causa de heridas de bala fatales que se cree que fueron “autoinfligidas”, añadió el subjefe de policía Eric Dalgleish.

El tirador sospechoso “tenía un arma larga y una pistola en la escena en ese momento”, detalló.

Dalgleish comentó que el departamento recibió una llamada sobre el tiroteo a las 4:52 pm y llegó al lugar en tres minutos. Dijo que hicieron contacto con el tirador minutos después a las 5:01 pm.

“Los oficiales que llegaron escucharon disparos en el edificio y eso fue lo que los dirigió al segundo piso”, añadió.

El tiroteo ocurrió en el segundo piso del Natalie Medical Building.

Al llegar al segundo piso, los agentes encontraron de inmediato a una víctima y, posteriormente, el cuerpo del tirador, quien parecía haberse suicidado.

Dalgleish informó que las víctimas del tiroteo podrían ser una combinación de trabajadores y pacientes en el centro médico. Ninguno de los heridos recibió lesiones potencialmente mortales, aclaró, y agregó que ningún oficial de policía resultó herido en el ataque.

“No fue al azar”, aseguró Meulenberg. “Este no era un individuo que solo decidió que quería ir a buscar un hospital lleno de personas al azar. Tomó la decisión deliberada de venir aquí y sus acciones fueron deliberadas”, afirmó el capitán de policía mientras se negaba a compartir más detalles sobre el motivo del tirador.

El alcalde de Tulsa, G.T. Bynum, reaccionó al tiroteo y describió el campus del hospital como un “terreno sagrado” para su comunidad.

“Durante décadas, este campus ha sido un lugar donde los héroes vienen a trabajar todos los días para salvar la vida de las personas de nuestra comunidad”, declaró.

“En este momento, mis pensamientos están con las víctimas. Si queremos tener una discusión sobre políticas, eso es algo que se tendrá en el futuro, pero no esta noche”.

El hospital St Francis cerró su campus el miércoles después del tiroteo en el edificio Natalie, que alberga un centro de cirugía ambulatoria y un centro de salud mamaria.

Philip Tankersley, de 27 años, que estaba en el hospital St Francis, contó que el personal le dijo que había un tirador activo en el edificio al otro lado de la calle. Cerraron las puertas y le advirtieron a todos que se mantuvieran alejados de las ventanas.

“No estaba tan preocupado porque las dos personas de las que debo cuidar estaban en la misma habitación que yo”, expresó. “Pero en definitiva fue un momento de “esto está pasando aquí’”.

Posible amenaza de bomba

Hubo una amenaza de bomba activa en la ciudad de Muskogee, que se ha relacionado con el tiroteo masivo en el edificio, declaró el departamento de policía de Muskogee.

La policía evacuó una casa e instó a las personas en el área a permanecer dentro de sus hogares ya que el atacante pudo haber dejado una bomba en una casa en Muskogee, a unas 50 millas (80 kilómetros) al sureste de Tulsa.

“Estamos en la escena en 3325 Park Place North en referencia a una posible bomba adentro”, declaró Lynn Hamlin, portavoz del departamento de policía de Muskogee.

“En este momento hemos evacuado la casa y notificamos a todos en el área que permanezcan dentro de sus hogares”.

Después, las autoridades despejaron la amenaza de bomba “vinculada al tiroteo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.