Tiroteo de hombre negro por parte de un policía fuera de servicio desata protestas en Carolina del Norte

·3  min de lectura

Un asistente del alguacil en Carolina del Norte afirmó que tuvo que dispararle a Jason Walker, un hombre negro, después de que supuestamente saltara a su vehículo. Sin embargo, los testigos del incidente cuentan una historia diferente.

Según testigos, Walker, de 37 años, trataba de cruzar la calle el sábado cuando un agente del condado de Cumberland que conducía una camioneta roja presuntamente le disparó y lo mató.

Una enfermera de trauma (que atiende pacientes de emergencia o en estado grave), Elizabeth Ricks, se encuentra entre los testigos. Trató de ayudar a salvar la vida de Walker inmediatamente después del incidente.

El domingo asistió a una protesta frente a la comisaría de Fayetteville organizada por personas que dudan de la historia del agente del condado de Cumberland quien afirma que Walker básicamente se arrojó al tráfico.

“No vi a nadie en apuros. El hombre caminaba hacia su casa”, declaró Ricks, de acuerdo a The News & Observer.

Ricks también dijo que el oficial que supuestamente le disparó a Walker no hizo nada para ayudar a salvar la vida del hombre, sino que estaba ocupado “llamando a su jefe” en la Oficina del Alguacil del Condado de Cumberland. La enfermera comentó que la esposa del oficial estaba sentada en la camioneta y jugaba con su cabello mientras los otros policías que habían llegado a la escena la observaban tratando de salvar a Walker.

“Vi todo. Escuché todo. Vi a un hermano... alguien que me necesitaba. Nadie más iba a ayudarlo. No actuó como como un loco. No saltó al tráfico”, aseguró. “¿Cómo saltaría Jason hacia una camioneta grande? ¿Entonces temes por tu vida y estás en una camioneta grande? Dices que tratas de proteger a tu familia ya tu hija, ¿quién trata de proteger a la gente como nosotros? Siempre lucharé por Jason”.

Según miembros de la familia, Walker recibió dos disparos en la espalda. La policía confirmó que no había agujeros de bala en el parabrisas del vehículo, lo que significa que el oficial le disparó a Walker después de salir de la camioneta.

Según información del condado, el oficial que presuntamente embistió, disparó y mató a Walker aún no ha sido arrestado. No está claro si se encuentra bajo custodia.

La jefa de policía de Fayetteville, Gina Hawkins, pidió a cualquier persona que tenga información sobre el incidente que se presente e informe lo que vio.

“Nos gustaría saber de cualquiera que haya visto lo que sucedió”, comentó.

Mientras tanto, confirmó que los investigadores han examinado los datos recopilados por la computadora a bordo de la camioneta, la cual no registró ningún impacto con nadie ni con nada. Hawkins declaró que la única persona en la escena del accidente que afirma haber visto lo que sucedió comentó que la camioneta en realidad no embistió a Walker.

Hawkins añadió que uno de los limpiaparabrisas de la camioneta se había arrancado y que la parte de metal se usó para romper en varios puntos el parabrisas de la camioneta.

La Oficina de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte investiga actualmente el tiroteo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.