Tiroteo en dos escuelas de Brasil: al menos tres muertos y 13 heridos

© KADIJA FERNANDES / AFP

Un adolescente armado con una pistola semiautomática y que llevaba un chaleco antibalas disparó mortalmente a tres personas e hirió al menos a 13 el viernes 25 de noviembre tras irrumpir en dos escuelas del sureste de Brasil. La Policía brasileña arrestó al supuesto autor de los ataques.

Los tiroteos se produjeron en torno a las 10 de la mañana, hora local (1300 GMT), en la pequeña localidad de Aracruz, en el estado de Espírito Santo. La secretaría de seguridad pública del estado informó en un comunicado que los ataques tuvieron lugar en una escuela pública con alumnos de primaria y secundaria, y en una escuela privada, ambas situadas en la misma calle.

Aproximadamente cuatro horas después, el tirador, identificado como un joven de 16 años que solía estudiar en la escuela pública, fue detenido por la policía. El gobernador del estado de Espíritu Santo, Renato Casagrande, anunció el arresto, pero no informó de la identidad del detenido.

"Nuestros equipos de seguridad alcanzaron al autor del atentado que, cobardemente, atacó dos escuelas en Aracruz por la mañana. Decreté luto oficial de tres días en señal de pesar por las pérdidas irreparables. Continuaremos investigando las motivaciones y, en breve, tendremos nuevas aclaraciones", dijo Casagrande en Twitter.

El secretario de Seguridad Pública de Espíritu Santo, Márcio Celante, dijo a periodistas que los fallecidos son dos maestros y un alumno. Las personas que sufren de heridas de diversa gravedad han sido trasladadas a hospitales de Aracruz y de Vitoria, la capital regional

'Lula' se refiere a los hechos como una "tragedia absurda"

El presidente electo, Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, calificó los tiroteos de "tragedia absurda".


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Multan al partido de Jair Bolsonaro por pedir invalidar las elecciones
Lula da Silva anima la COP27 y propone organizar la cumbre de 2025 en la Amazonía
'Lula' da Silva comienza a moldear el futuro de su tercera presidencia en Brasil