Tiroteo en una clínica en Tulsa: el agresor fue a matar a un médico que lo operó porque le dolía la espalda

·4  min de lectura
Michael Louis abrió fuego en la clínica de Tulsa y se suicidó
Tulsa Police Department

TULSA, Oklahoma.- La policía de Tulsa reveló el jueves que el hombre armado que mató a cuatro personas en un centro de salud de esa ciudad del estado de Oklahoma acudió al lugar para matar a un médico al que culpaba del dolor que sufría tras una operación de espalda.

El agresor, identificado como Michael Louis, entró en un edificio del campus del Sistema de Salud St. Francis con un rifle tipo AR-15 que compró ayer mismo y abrió fuego. En total, mató a dos médicos y a otras dos personas, dijo el jefe de la policía de Tulsa, Wendell Franklin, en una rueda de prensa. Luego se suicidió.

El agresor, de 45 años y de Muskogee, Oklahoma, llamaba a la clínica insistentemente quejándose de dolor y apuntó específicamente al médico que realizó la cirugía, contó Franklin, y señaló que Louis llevaba ayer una carta en la que anunciaba que quería mayar a Phillips. La misiva “dejaba en claro que entró con la intención de matar al doctor Phillips y a cualquiera que se interpusiera en su camino”, dijo Franklin. “Él culpaba al doctor Phillips por el dolor continuo después de la cirugía”.

El doctor Preston Phillips era el objetivo del tirador de Tulsa
Saint Francis Health System


El doctor Preston Phillips era el objetivo del tirador de Tulsa (Saint Francis Health System/)

Louis efectivamente mató al doctor Phillips, y también a la doctora Stephanie Husen, la recepcionista Amanda Glenn y el paciente William Love.

Phillips era un traumatólogo especializado en cirugías de columna y reconstrucción de articulaciones, según un perfil en el sitio web de la clínica. También se había desempeñado como médico principal del equipo de la NBA femenina de Tulsa antes de que la franquicia se mudara fuera del estado, según Tulsa World.

La doctora Stephanie J. Husen murió en el ataque
Saint Francis Health System


La doctora Stephanie J. Husen murió en el ataque (Saint Francis Health System/)

El doctor Cliff Robertson, presidente y director ejecutivo de Saint Francis Health System, llamó a Phillips un “caballero consumado” y “un hombre al que todos debemos esforzarnos en emular”. Además, expresó que los otros tres asesinados eran “las tres mejores personas del mundo entero” y que “no merecían morir de esta manera”.

La policía cree que Louis compró sus armas legalmente, apuntó Franklin. El rifle semiautomático estilo AR la adquirió la misma tarde del tiroteo y una pistola, el domingo pasado.

Un tirador abrió fuego en una clínica de Tulsa, Oklahoma; la policía confirmo que entre los fallecidos se encuentra el atacante.
Un tirador abrió fuego en una clínica de Tulsa, Oklahoma; la policía confirmo que entre los fallecidos se encuentra el atacante.


Un tirador abrió fuego en una clínica de Tulsa, Oklahoma; la policía confirmo que entre los fallecidos se encuentra el atacante.

Tiroteos en EE.UU.

El hecho en Tulsa se produjo después de dos tiroteos masivos que conmocionaron a los estadounidenses -el ataque en una escuela en Uvalde, Texas, y otro en un supermercado en Buffalo, Nueva York- y reabrieron un antiguo debate sobre el endurecimiento de los controles de la posesión de armas de fuego y el papel de la salud mental en la epidemia de violencia armada que asola el país.

Los líderes demócratas ampliaron sus pedidos de mayores restricciones sobre las armas desde el tiroteo de Uvalde, mientras que los republicanos enfatizan más seguridad en las escuelas. La división refleja una división partidista que ha obstaculizado la acción en el Congreso y muchos capitolios estatales sobre la mejor manera de responder a un número récord de muertes relacionadas con armas de fuego en los Estados Unidos.

Flores y velas en un sitio de homenaje afuera de la Escuela Primaria Robb para honrar a las víctimas de un tiroteo en la institución, en Uvalde, Texas
Flores y velas en un sitio de homenaje afuera de la Escuela Primaria Robb para honrar a las víctimas de un tiroteo en la institución, en Uvalde, Texas


Flores y velas en un sitio de homenaje afuera de la Escuela Primaria Robb para honrar a las víctimas de un tiroteo en la institución, en Uvalde, Texas

Los demócratas de la Cámara de Representantes de Oklahoma pidieron el jueves una sesión especial para considerar la legislación de seguridad de armas, pero es poco probable que eso suceda en una legislatura controlada por el Partido Republicano que ha estado presionando durante años para aflojar las restricciones de armas de fuego.

El gobernador republicano Kevin Stitt, que se postula para la reelección, dijo la semana pasada después del tiroteo en Texas que era demasiado pronto para hablar sobre la política de armas de fuego. Un grupo a favor de las armas, la Asociación de la Segunda Enmienda de Oklahoma, es una fuerza influyente en el Capitolio estatal, y el primer proyecto de ley que Stitt promulgó después de asumir el cargo en 2019 fue una medida que permite a la mayoría de los adultos portar armas de fuego abiertamente sin comprobar antecedentes o entrenar.

Desde enero, hubo doce tiroteos en los que murieron cuatro o más personas, según la base de datos de asesinatos en masa de The Associated Press/USA TODAY/Northeastern University. Esos tiroteos dejaron 76 muertos, incluidos 31 adultos y niños en Buffalo y Texas, dice la base de datos. El número de muertos no incluye a los sospechosos de los tiroteos.

Agencias Reuters y AP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.