Tiroteo en Cancún: video muestra el momento en que narcotraficantes abrieron fuego afuera de un resort

·6  min de lectura

Imágenes de vigilancia capturaron el momento en que un grupo de gánsteres mexicanos lanzó un tiroteo que dejó a dos presuntos narcotraficantes muertos y cuatro estadounidenses heridos en un centro turístico en México.

El 4 de noviembre estallaron disparos en la playa del Hyatt Ziva Riviera Cancún en Puerto Morelos, lo que provocó que los turistas se pusieran a cubierto.

Las autoridades dijeron que un grupo de 10 a 15 criminales armados con vínculos con el Cartel de Sinaloa llegó a la playa en bote y mataron a tiros a dos presuntos narcotraficantes en lo que se ha descrito como una "ejecución" selectiva.

El video de las cámaras de vigilancia en la propiedad muestra a los presuntos asesinos deambulando por la playa con grandes armas de fuego antes del tiroteo, según López-Dóriga Digital.

Minutos después, se ve a los hombres armados corriendo hacia el complejo y abordando a un hombre que luego fue asesinado a tiros, informó el medio.

Se cree que los disparos fueron en respuesta a que los dos traficantes de drogas reclamaron el territorio frente a la playa como propio.

El fiscal jefe del estado de Quintana Roo, Oscar Montes de Oca, mencionó a la emisora Radio Fórmula: “Cerca de 15 personas llegaron a la playa para asesinar a dos hombres que se habían presentado diciendo que eran los nuevos comerciantes de la zona”.

En un comunicado anterior, la oficina de Montes de Oca aseguró que “hubo un enfrentamiento entre grupos rivales de narcotraficantes en una playa” cerca de los hoteles.

Leer más: Comisión emite citaciones a 10 exasesores de Trump

Una de las víctimas murió en uno de los hoteles luego de correr adentro mientras que la otra murió en la playa. Los pistoleros llevaban pasamontañas y llegaron y huyeron del lugar en bote en la playa.

Un funcionario estadounidense informado sobre el incidente confirmó a ABC News que cuatro estadounidenses resultaron heridos, uno de los cuales supuestamente recibió un disparo, pero se recuperó bien en el hospital y los otros tres sufrieron heridas leves.

La Fiscalía General del Estado de Quintana Roo anunció el viernes la detención de cinco hombres vinculados al ataque.

Dos de los hombres, identificados como César “G” y Miguel “Y”, supuestamente confesaron haber transportado a los asesinos a la zona turística.

Los otros tres, Alexander “C”, Gael “P” y José “P”, fueron identificados como miembros del grupo agredido.

Se dice que los grupos en duelo son facciones rivales del Cartel de Sinaloa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, ahora encabezado por Ismael “El Mayo” Zambada.

Las autoridades declararon que los asesinatos fueron ordenados por dos miembros del cartel encarcelados, Josué “S” y Hugo “P”. Se está llevando a cabo una persecución del presunto orquestador del ataque, Uriel “P”.

El ataque tuvo lugar en la bahía de Petempich, entre Cancún y la menos bulliciosa Playa del Carmen, ciudad que anteriormente era un pueblo pesquero, en la península tropical de Yucatán en México.

Cuando comenzó, el Hyatt estaba organizando una celebración del Día de los Muertos de una semana de duración para los viajeros LGBT+, organizada por una compañía de viajes de Nueva York llamada Vacaya.

Los huéspedes del Hyatt y del cercano Azul Beach Resort compartieron imágenes y fotos de turistas escondidos en los hoteles durante el incidente.

Andrew Krop, un publicista en Montana cuyo esposo Eric estaba en el hotel para cantar para la reunión LGBT+, le contó a The Independent que Eric había regresado a la playa después de beberse un tequila en el bar del hotel justo antes del mediodía, hora local, cuando escuchó al menos 20 disparos.

“Volvió corriendo al hotel y terminó en una habitación al azar con una de las amas de llaves”, explicó Krop, cuyo relato de los hechos fue confirmado a The Independent por Eric Krop. “Construyeron una barricada en la puerta con colchones - había dos colchones tamaño queen en la habitación - y trataron de permanecer lo más callados posible”.

Mike Sington, un invitado en el Hyatt Ziva Riviera Cancún, escribió en Twitter: “Los invitados me dicen que estaban jugando voleibol en la playa, un hombre armado se acercó disparando armas.”

“Todos corrieron desde la playa y las piscinas. El personal nos empujó a habitaciones escondidas detrás de las cocinas. Nunca había estado tan asustado, literalmente temblando. Ahora estoy bien, atrincherado en mi habitación de hotel por la noche, tratando de sobrellevarlo".

El paseo marítimo de Cancún es muy buscado por varios cárteles por su lucrativo comercio minorista de drogas, y los tiroteos son solo la última demostración de violencia de pandillas que ha alterado la reputación que alguna vez fue tranquila de la costa caribeña de México.

El gobernador Carlos Joaquín calificó el ataque como “un duro golpe para el desarrollo y la seguridad del estado ... poniendo en grave riesgo la imagen del estado”.

Los cárteles rivales en México a menudo matan traficantes callejeros de otras pandillas para deshacerse de la competencia y asegurarse de que sus drogas se vendan primero. Solo dos semanas antes de este tiroteo, un turista estadounidense y otro alemán murieron en un incidente similar en la ciudad costera de Tulum.

La policía de Playa del Carmen arrestó recientemente a 26 personas, la mayoría de ellas supuestamente por venta de drogas, luego de que un oficial fuera asesinado a tiros y encerrado en el maletero de un automóvil. Los fiscales sostuvieron que la delincuencia había aumentado debido a la “extorsión [y] la venta de drogas a extranjeros y mexicanos”.

El problema pone en peligro las esperanzas de progreso económico del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador en la llamada Riviera Maya, llamada así por su proximidad a ruinas mayas como Chichén Itzá.

El gobierno está planeando un aeropuerto de lujo cerca de Tulum y una línea ferroviaria interurbana que recorrerá toda la península de Yucatán, en cuya punta se encuentra Cancún.

Claudia Anaya, exsenadora mexicana, describió la experiencia como una “película de terror” y preguntó: “¿Crees que los turistas quieran seguir viniendo para compartir nuestra tragedia?”.

El cofundador de Vacaya, Patrick Gunn, dijo: “Vacaya puede confirmar que hubo un tiroteo relacionado con pandillas cerca del Hyatt Ziva Riviera Cancún el 4 de noviembre y que de ninguna manera fue un ataque dirigido a la comunidad LGBT+.”

“Afortunadamente, solo hubo algunos rasguños y moretones poco graves, con la excepción de un invitado, que resultó herido. Esa persona se encuentra actualmente bien en un hospital local, está rodeada de amigos y familiares, y esperamos que regrese al complejo en breve.

“Los funcionarios mexicanos nos han dado el visto bueno para reanudar operaciones. Ahora estamos trabajando de la mano con nuestro socio hotelero para calmar y cuidar a nuestros huéspedes".

Relacionados

México: Caravana cambia su ruta; ahora se dirige a EEUU

Se forman enormes colas en fronteras de Canadá y México cuando EE.UU. reabre por primera vez desde marzo de 2020

En partes de México, el ejército no parece combatir al narco

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.