Tipos de retiro para jubilarte en EEUU o cualquier parte del mundo

·4  min de lectura

La principal herramienta de ahorro para los residentes y ciudadanos estadounidenses que se preparan para la jubilación son los planes de retiro como el famoso 401(k), entre otros tipos, o la cuenta IRA.

Trabajar 10 años como mínimo, y pagar los impuestos correspondientes, garantiza acceder a lo beneficios del seguro social al llegar a la edad adecuada de jubilación, pero no asegura que tengas suficiente dinero para tu retiro.

Elegir cuanto antes el plan de retiro más conveniente para cada caso proporciona seguridad a la hora de afrontar la jubilación donde decidas: EEUU, tu país de origen o en cualquier parte del mundo.

En EEUU, cada plan de retiro determina cuánto puedes contribuir al año, cómo se grava, cómo funciona para cuando decidas jubilarte, en qué puedes invertir y cuánto pagar en tarifas, entre otros detalles.

Unos son patrocinados por el empleador, otros son individuales. También hay para los que trabajan por cuenta propia y propietarios de pequeñas empresas.

Plan401(k)

Este es el plan de ahorro más habitual patrocinado por el empleador y tiene mucha aceptación entre los que piensan que cuando se jubilen tendrán un nivel económico más bajo que ahora. Tú decides la cantidad que será retirada de tu salario para depositarla en un plan 401(k) y la compañía ofrece un aporte adicional, siempre proporcional a tu aportación.

Puedes invertirlo en mercado de valores como fondos mutuos, acciones, bonos y otros permitidos por las regulaciones establecidas y obtener algunos beneficios fiscales por participar.

Respecto a los beneficios fiscales, la mayoría de los 401(k) tienen impuestos diferidos. Las contribuciones reducen tu ingreso imponible este año fiscal, pero pagas impuestos sobre las distribuciones o retiros de dinero.

Hay préstamos 401(k) o “401(k) loans” disponibles para algunos planes de retiro. Si no se devuelven a tiempo, se gravan como distribución anticipada o prematuras al igual que si retiras dinero de un plan de jubilación antes de cumplir los 59 años y medio. Pagas un impuesto adicional por retiro anticipado del 10 %, a menos que se aplique una excepción.

Cuando dejas el trabajo, puedes sacar los fondos de tu 401(k) o dejarlos donde están.

Este año puedes contribuir hasta $20,500, más $6,500 adicionales si tienes 50 años o más.

Plan Roth 401(k)

Este plan, patrocinado por el empleador y financiado con dinero después de haber pagado los impuestos, también está creciendo en popularidad. Contribuyes a un Roth 401(k) después de que se retenga el impuesto sobre la renta de tu cheque de pago, al hacer las llamadas contribuciones después de impuestos. Cuando sacas dinero de su cuenta Roth 401(k), no pagas impuestos sobre la renta por los retiros.

Las contribuciones a los planes Roth 401(k) no reducen el ingreso gravable del año, pero las distribuciones o retiros de dinero están libres de impuestos.

Con este plan ahorras más en impuestos. Aun así, los fondos igualados por el empleador tienen también impuestos diferidos como en el plan 401(k) .

Plan 403(b)

Este es un plan especial de jubilación, patrocinado por la empresa que te contrata, funciona como un 401(k), pero está disponible solo para personas que trabajan con la educación pública en ciertos ministerios, administraciones y escuelas públicas. También, para empleados de organizaciones sin ánimo de lucro exentos de impuestos. Además, es el más usado por los empleados gubernamentales, profesionales médicos y bibliotecarios.

Los empleados que han trabajado con la misma empresa por al menos 15 años son elegibles para contribuir al plan 403(b) con hasta $3,000 extra por año. Con un plan 403(b) puedes tener impuestos diferidos.

Plan 457

Este plan es para funcionarios del estado y del gobierno local y, también, para empleados de algunas organizaciones no gubernamentales. Tiene los mismos límites de contribución que los planes de jubilación 401(k) y 403(b), pero el plan 457 permiten hacer contribuciones de hasta $39,000 en los últimos tres años antes del retiro.

Planes de reparto de utilidades o ‘Profit sharing plans’

Es un tipo de retiro que permite a los trabajadores repartir los beneficios de todo tipo de empresas, que establecen la fórmula fija para determinar cómo calcular las contribuciones.

A diferencia del resto de planes, con el plan de participación de ganancias los trabajadores no pueden hacer sus propias contribuciones. Si tu empleador te ofrece participar en las ganancias, tienes la discreción de decidir si poner dinero y cuánta cantidad.

Cuenta de jubilación IRA

Dicen los expertos que invertir en esta cuenta de jubilación es la mejor manera de prepararse para su retiro. IRA es una cuenta de inversión que cualquier persona puede abrir para contribuir a su jubilación, siempre y cuando esté generando ingresos durante el año o esté casado con alguien que lo haga.

Ofrecen mayor variedad de posibilidades de inversión que los planes de jubilación patrocinados por los empleadores y proporciona exenciones fiscales de los ahorros para la jubilación.

Antes de contribuir a una cuenta IRA, debes saber qué tipo es la más adecuada para tu situación. Cada tipo tiene diferentes reglas de contribuciones deducibles y para retirar dinero sin multas.

Los límites de contribución en 2022 son de hasta $6,000, más $1,000 adicionales si tienes 50 años o más. Y puedes contribuir a un plan de jubilación patrocinado por el empleador y a una cuenta IRA en el mismo año.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.