Tipo de cambio: ¿Por qué el dólar ya no bajará de los 20 pesos?

Antonio Sandoval
·4  min de lectura
Tipo de cambio: ¿Por qué el dólar ya no bajará de los 20 pesos?
Tipo de cambio: ¿Por qué el dólar ya no bajará de los 20 pesos?

En materia de tipo de cambio hay dos noticias, una buena y una mala. Además, ambas llevan a la conclusión de que el peso mexicano ha dejado de lado uno de sus tantos periodos de fortaleza que, dicho sea de paso, no fue tan prolongado como otros que se han registrado en la historia moderna.

Con base en el desempeño de mediano plazo del peso versus dólar, estas son las dos noticias que destacan en el tipo de cambio, al margen del nivel en el que se ubica, que siempre será noticia para la economía mexicana esté donde esté.

La buena noticia, el peso salió del sótano

Nuestra moneda ha salido del sótano al que lo llevó la pandemia; este movimiento lo hizo en poco tiempo considerando otras épocas en las que ha realizado ajustes similares, y lo hizo por la enorme volatilidad que asoló al mercado en estos meses.

En el inicio del confinamiento, el tipo de cambio del peso contra el dólar alcanzó niveles máximos de 25.13 pesos el 23 de marzo. Considerando esta cotización máxima con la tasa mínima que ha registrado el tipo de cambio desde entonces, observamos una apreciación para la divisa local de 14.01 por ciento, mientras que al cierre de ayer la recuperación del peso es de sólo 9.98 por ciento. En un promedio de 3 meses pesó todo esto con nuestra moneda.

Si bien la recuperación del peso es modesta respecto a otras épocas, esta se registra en un menor tiempo. Por ejemplo, en el año 2017 el peso logró apreciarse 20.21 por ciento en un lapso de seis meses y lo que fue mejor, rompió a la baja una cotización psicológica, la de 20 pesos por dólar.

La mala noticia, el peso tardará mucho en ser nuevamente “fortachón”

Por el tiempo y por las condiciones, un nuevo periodo prolongado de fortaleza del peso mexicano, o como le llamarían en el gobierno federal en funciones, un peso “fortachón”, tardará en llegar, no es probable al menos lo que resta de este 2020 y el año inmediato con todo y una eventual recuperación de la economía mexicana.

Lee: ¿La economía ya tocó fondo? De estos factores dependerá la recuperación

otro aspecto relevante consiste en el hecho de que es muy probable que el peso mexicano se haya instalado de manera casi definitiva arriba de la cotización psicológica de 20 pesos por dólar.

Utilizamos la palabra “casi” porque está demostrado que en los mercados financieros y en la vida en general todo puede suceder, pero será muy complicado que vuelva por debajo de los 20 pesos. Por ejemplo, cuando el peso dejó la cotización de 10 unidades por dólar, se consideró que fue de manera definitiva. Hoy día es el momento en que no sólo no ha regresado, sino que cada día es más complicado que lo haga, no imposible pero sí extremadamente complejo.

¿Por qué tardará mucho el peso en volver a ser “fortachón”?, basta recordar el contexto económico que rodea al país en particular y al resto del mundo en general, para saber lo que puede suceder con la divisa mexicana.

PIB de -10 por ciento para este año y de apenas 3.5 por ciento para 2021, economía con alto desempleo, baja confianza empresarial, escenario electoral en Estado Unidos para este año y en México el año que sigue, desplome mundial en el consumo y en sectores clave como turismo, así como un mercado energético, concretamente en la industria petrolera, sumamente inestable, más un dólar en picada frente a otras monedas industrializadas.

Si atendemos la magnitud de la crisis que enfrentan México y el mundo, es más fácil que el peso se enfile nuevamente a los niveles máximos de cotización para el dólar y mínimos para el mismo peso, a que se ubique cerca de las 20 unidades.

Como señalamos en anteriores ocasiones, si al menos los próximos 8 o 9 meses serán muy complicados para la economía mexicana, existen pocas razones para considerar que su moneda tenga un desempeño favorable. Antes bien, es alentador que no se deprecie tan profundamente como amenazó con hacerlo a finales del primer trimestre de 2020.

Recomendamos: Lo peor aún no ha pasado para el peso; faltan las elecciones de EU